Compartir
Publicidad
Publicidad

Vladimir A. Yarets, cumpliendo un sueño pese a todo

Vladimir A. Yarets, cumpliendo un sueño pese a todo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado fin de semana pude disfrutar de unos agradables días en Sevilla, y si hay algo que todo el mundo debería hacer al menos una vez en la vida, es pasear una mañana de domingo por sus calles. Y ahí estaba yo, con mi novia y algunos amigos, cuando me topé con un personaje muy peculiar y curioso. Se trata de Vladimir A. Yarets y está dando la vuelta al mundo en su moto. Hasta aquí todo más o menos normal, pero es que además es sordo de nacimiento, lo que conlleva no pocas dificultades.

En un primer momento he de admitir que no entendía muy bien qué pasaba, porque estaba llenando su BMW F650GS de un montón de banderitas. Así que obviamente me acerqué, y la verdad que estamos ante un tipo tremendamente simpático que no dudó en explicarnos por símbolos todo su viaje y lo mucho que ha recorrido. Así, según rezaban los carteles que decoran su moto, ha pasado por 138 países con un total de 740.000 kilómetros, chispa más o menos, en un sueño que comenzó allá en el año 2.000 partiendo desde Minsk (Rusia). Pero su historia comienza mucho antes…

Vladimir es ruso, tiene 69 años y su primer viaje lo realizó en el año 1967, en aquella ocasión recorrió la antigua URSS, desde Bielorrusia hasta Magadan, a pesar de que la milicia soviética no quería darle el permiso de conducción por ser sordo. Así que nuestro amigo, ni corto ni perezoso, se fue a las autoridades locales después de su aventura, con una caja repleta de recortes de periódicos hablando de él y su proeza. Sobra decir que consiguió lo que buscaba, la licencia. Aquello podía parecer suficiente, pero no, ahora quiere entrar en el Libro Guiness de los Records como la primera persona sorda que da la vuelta al mundo en motocicleta.

Vladimir A. Yarets

No hace falta decir que todo este sueño está siendo posible gracias a mucha gente que le ayuda desinteresadamente, desde talleres donde le dejan la moto a punto completamente gratis, hasta personas que le han acogido en su casa, pasando por unas monedillas (como es mi caso) para un poquito de gasolina. Pero sin duda, el punto culminante en lo que a ayuda se refiere tuvo lugar el 13 de Octubre de 2003 en Peoria (Estados Unidos), cuando Yarets, a bordo de una Jawa 350 con la que empezó su viaje, sufrió un accidente al estrellarse con un camión. El resultado fue el destrozo de la moto y unas cuantas fracturas de recuerdo. Ni qué decir tiene que rápidamente fue atendido por la población local, que lo llevó rápidamente al hospital para más tarde recuperarse en casa de uno de sus salvadores. Y es que va ganándose el cariño de la gente allá por dónde va.

Viendo la lista de los países por los que había pasado, no se me ocurre ninguno que no estuviera, y es que hasta lo tuve cerquita hace algunos años, en Gibraltar. En estas últimas semanas ha estado por nuestro país, y se le ha podido ver por Barcelona, Valencia, Almería, Málaga, y por supuesto, Sevilla. En estos momentos no sé si seguirá por allí o ya habrá partido rumbo a un nuevo destino. En cualquier caso, le deseo toda la suerte del mundo, y me alegro de haber podido compartir un ratito con él y haber ayudado un poquitín a que realice su sueño. Sea por todos los que no podemos hacerlo o no tenemos las agallas suficientes para llevarlo a cabo. ¡Eres todo un ejemplo Yarets!

Página oficial | Yarets.com
En Moto22 | Salí a dar una vuelta al mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos