Publicidad

Un viaje como los de antes

Un viaje como los de antes
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy voy a meterme en un terreno que no es lo mío, aunque sólo pondré un pie dentro. Y es que la historia tiene como complemento una Vespa, concretamente una Vespa 150CL. Aunque el eje de la historia no es el vehículo en sí sino el viaje. Si me pusiese a hablar de la moto italiana, dejaría que Luis nos ilustrase con sus conocimientos para que aprendiésemos todos.

Y es que como decíamos, lo bonito es el viaje. Un viaje de los de verdad, de los de antes, en los que cuenta la aventura. No como lo que vemos actualmente, que está todo planificado al milímetro. Que cuentan con patrocinadores a los que incluso exigen y que cuando acaban, publican a los cuatro vientos en plan: mira lo bueno que soy.

Pues no, a nosotros nunca nos han gustado estos tipos. En Motorpasión Moto siempre hemos buscado a los auténticos aventureros. A los que salen de casa y no saben cuándo llegarán. Que su única meta es disfrutar del viaje y de todo lo que ello conlleva.

Que no buscan patrocinadores sino que se lo pagan ellos mismos. Duermen donde pueden o donde les dejan, confiando en la hospitalidad de las gentes que con suerte les dejarán una cama donde pasar la noche y tomar un café caliente a la mañana siguiente.

Por supuesto, cuentan con la colaboración desinteresada de sus amigos y conocidos. O incluso compañeros de afición. Ellos serán los que en la medida de lo posible le prestarán su ayuda. Le dejarán algún objeto para el viaje, los cuáles más que un préstamo, será una forma de llevarlos al lado en las largas tiradas por carreteras casi sin transitar.

Hablamos de gente que no conocemos. Que casi no existen o pasan desapercibidos porque precisamente no quieren ningún tipo de notoriedad. Como Chus, el asturiano propietario de la Vespa 150CL que comentábamos y que se ha lanzado a la aventura sin saber donde recargará su móvil esta noche.

Dará la vuelta a la Península Ibérica (que no España) adentrándose en Portugal por Galicia durante un viaje que lo llevará de vuelta a casa tras más de veinte días de aventura. Pero lo mejor es que lo cuente él tal y como lo ha dicho en el foro Vespa Club Asturias:

Saldré de Gijón para entrar en Portugal a través de Galicia. Atravesando los arribes del Duero. Seguiré rodando por tierras lusas para volver a entrar en España a la altura de Ciudad Rodrigo. Desde el Jerte y atravesando Extremadura,llegaré a la Sierra de Aracena donde tomaré rumbo a Córdoba y Granada. Desde las Alpujarras comenzaré el regreso a casa. Cruzaré la Sierra de Segura en dirección a Cuenca y la sierra de Albarracín. El siguiente destino será la Sierra de la Demanda,entre Burgos y Logroño. Como colofón final,quiero hacer la ruta de los embalses que, comenzándola en Cantabria en el embalse del Ebro, me guiará hacia Asturias a través del puerto del Pontón. El viaje quiero hacerlo,siempre que pueda,a través de carreteras alternativas,evitando nacionales y autovias. Llevaré tienda de campaña,con la intención de mendigar un trocito de terreno a medida que caiga la noche. De todos modos me he sacado el carnet de alberguista por si el tiempo no acompaña. Utilizaré como baño, el basto territorio nacional y como ducha,los ríos y embalses que me encuentre en el camino. La ruta estará condicionada en función de los paisajes,la climatología y de los consejos de los lugareños,(nadie mejor que ellos para indicarte lugares que descubrir). No tengo prisa,probablemente me lleve mas de veinte días, en los que tendré que superar más de una incidencia.

Si queréis seguir sus vivencias, podéis echarle un ojo al hilo el foro en el que cuenta sus días. Lo tenéis enlazado antes y al final.

Suerte Chus!! Nos vemos a la vuelta

Más información | Vespa Club Asturias En Motorpasión Moto | No money tour, o cómo viajar por cuatro duros

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir