Compartir
Publicidad
Publicidad

Alan Cathcart bate records con Triumph y Pirelli en Bonnevile

Alan Cathcart bate records con Triumph y Pirelli en Bonnevile
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que Alan Cathcart no necesita presentación entre los que nos hemos criado leyendo revistas de motos, para los que no simplemente os diré que es uno de los probadores de motos con más experiencia del mundo. Y de los pocos que en su momento probó las Honda, Yamaha y Suzuki 500 de GP. Con este palmarés este verano ha participado en las Bub Bonneville Speed Trials en el lago salado de Bonneville con un par de Triumph Bonneville para conmemorar el 50 aniversario de la mitica primera Bonneville (uff, cuanto Bonneville junto) y como no podía ser de otra manera ha batido los récords de las dos categorías en las que ha participado.

Las pruebas de este año se han visto un poco condicionadas por la lluvia que cayó la semana de antes, algo completamente inusual, ya que el lago salado de Bonneville es uno de los sitios más secos del mundo, pero gracias a los Pirelli Diablo que montaron en las dos Triumph Alan consiguió la tracción necesaria para batir los récords.

Triumph Bonneville 2009 Alan Cathcart

En la categoría de motos de hasta 1000 cc sin carenado y con motor sin sobrealimentar, Alan llegó a los 245,711 km/h en la milla lanzada y a los 245,859 km/h en el kilómetro lanzado. Esto en una moto que puede circular por la calle normalmente pero que ha sido preparada por el concesionario Triumph de South Bay Triumph en Lomita, California.

La otra Triumph Bonneville de récord fue un poco más preparada, por el mismo concesionario ya que incluía un turbo compresor y una carrocería diferente de la original. Las velocidades han sido 266,194 km/h en la milla lanzada y 266,623 km/h en el kilómetro lanzado, en este caso la categoría era motos de hasta 1000 cc sobre alimentadas y sin carenado.

Bub Bonneville Speed Trials 2009

Los neumáticos Pirelli también han sido determinantes en el récord alcanzado sobre una MV Agusta F4, pilotada por Rosey Lackey, que llegó a los 310,7 km/h. Pero por desgracia esta velocidad es 0,1 Km/h menos que el récord que ostenta Leslie Porterfield con una Honda CBR1000RR. Hay que reseñar que el señor Porterfield Lackey tiene 72 años, lo que lo convierte en la persona de su edad más rápida del mundo, ahí es nada. Habrá que esperar un poco más a ver si se publican todos los récords de este año, aunque si la salina ha estado tan mal seguramente se habrán batido pocos. ¿Cómo habrá quedado el piloto checo de la Monkey?

Vía | Motorcycle USA
En Moto22 | Velocidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos