Publicidad

Sobre permisos de conducir, limitaciones y qué moto me compro
Opinión

Sobre permisos de conducir, limitaciones y qué moto me compro

Ayer, en la primera parte de la prueba de la Honda VFR800X Crossrunner, nuestro lector Sybilante nos planteaba una interesante cuestión que incluía por un lado el tema de las limitaciones en los permisos de conducir y por otro, la gama de motocicletas Honda.

Ni estoy en la cabeza de los dirigentes que decidieron el escalado de los permisos de conducir de motocicletas, ni tampoco en la de la directiva de Honda Motorcycles, que dirigen el camino que toma su gama de motocicletas en el mundo (aunque con 300 millones de motos producidas, algo deben saber). Sólo puedo expresar mi opinión, acertada o no, eso ya lo discutiremos luego.

Cuando podías conducir lo que querías, o casi

Honda Mbx

No nos vamos a remontar a tiempos remotos en los que cuando te sacabas el carné de coche te daban al mismo tiempo el de moto. Nos venimos un poco más cerca, aunque para algunos jovenzuelos que se dejan caer por aquí, les pillará también lejos. Concretamente a los años 90 cuando para conducir una motocicleta tenías dos posibilidades: el A-1 y el A-2 además de la licencia de ciclomotor.

La licencia de ciclomotor la podías obtener a los 14 años y, con ella, llevar cualquier cacharro trucado todo lo posible: cilindro, pistón, láminas, filtro, variador, escape... Triunfaban las Variant (si tenías una Derbi Variant Sport con la barra de refuerzo entre las piernas, eras el amo), las Fénix, FDX, DR Big 50, Rieju RS-1...

Así empezaron muchos, conduciendo motos que tenían sus padres en casa y usándolas para ir a clase, a la discoteca, de copas... Pero llegabas a los 16 y querías algo más. Ahí entraba en juego el A-1, que te dejaba llevar motos de hasta los 75 cc. Y si tenías una TZR80 o una NS-1 e ibas con ella al instituto... muy mal se te tenían que dar las cosas para no ser la envidia de la mitad del curso.

Dos años pelando codos y rodillas eran una buena escuela (hablamos de motos de 2t y algo más de 12 cv de serie así que no eran lentas precisamente) y llegaban los 18, carné A-2 y moto de segunda mano grande. Algunos iban paso a paso con una 125, otros tiraban a por cilindradas de 400 o 500, todo bastante escalonado con lo que se aprendía de forma lógica poco a poco.

Cuando eras "el limitado"

Suzuki GSX600F

Llegó la renovación, no me acuerdo exactamente el año pero es lo de menos. De repente, los permisos de conducir de motos se limitaban por primera vez en potencia (esta fue la época que me pilló a mi). Te podías sacar directamente el A pero los dos primeros años estarías limitado en potencia a 34 cv. Podrías adquirir cualquier moto que se pudiese limitar y una vez transcurridos los dos años, se quitaba la limitación y a correr.

En estos años hubo mucha picaresca porque nadie controlaba nada y al final, las motos sólo estaban limitadas "en papeles". Yo debo ser uno de esos bichos raros que con una Suzuki GSX600F estuvo dos años con la limitación puesta, y aun así no me escondí y me hice mis viajes de 1.500 km por el sur de Francia, de dos y con maletas, para que ahora se quejen los que tienen 48 cv de que la moto no camina...

Cuando seguimos con el quiero burro grande

Honda VFR800F

Sobre la normativa actual no hace falta hablar, que la sabemos todos. Pero sí sobre los gustos de la gente, que en muchos casos se tiran a buscar una moto para el A2 limitada. Y aquí es donde en muchos casos las neuronas me rechinan.

Entiendo cuando en su época yo obtuve el carné, que la gente adquiriese si podía una moto de mayor potencia que los 34 cv porque a los dos años, y sin hacer nada ya la tenían "full power". Reestrenabas moto a los dos años sin trabas administrativas, nuevos permisos ni tramites. Pero ahora no es el caso y de ahí que a veces no entiendo porqué la gente se tira sí o sí a por una MT-07, Z800e o similares para limitarla a sabiendas que igual en dos años no se van a sacar el A y seguirán con ellas limitadas. ¿Merece la pena ir con una moto con menos potencia sólo por aparentar? ¿O nos vamos a saltar la normativa a la torera e ir ilegal? Espero que no.

Honda es Honda, para lo bueno y lo malo

Honda CB500X

De ahí surge el porqué de todo este "ladrillo", y es que Honda, en sus sabias o no decisiones aboga por mantener un aprendizaje lógico, escalando la potencia y cilindrada entre sus clientes. Es su forma de apostar por la seguridad de los que van encima.

Cuenta con una VFR800X Crossrunner que no es apta para el A2, porque nunca en su sano juicio limitaría la niña bonita de sus ojos, que es el V4. Para ellos, si quieres o buscas una moto con estética trail, está la CB500X. Incluso para aquellos que buscan otro concepto de moto, más ciudadana o de conducción más relajada, estaba la NC700X y ahora la NC750X, denominadas todas por la propia Honda como Crossover.

Todas son limitables, con una parte de ciclo equilibrada, y muy fáciles de llevar. A medida que coges experiencia, podrás ir con ellas muy rápido a pesar de su supuesta limitación de caballos (ya sabéis lo del indio y la flecha).

Y a los dos años, tres, cuatro o cuando puedas y te hayas sacado el A, las puedes vender y lanzarte a por una moto sin limitación, la que más te guste. Y esto repito, en Honda, lo tienen grabado a fuego porque su nueva CB650F, aunque es limitable, no lo contemplan como tal porque con muy buen juicio dicen que mejor te compras la CB500F, más barata y adaptada para los 48 cv.

Honda CB650F

Pregunta para los que tienen el A2 y una moto limitada: ¿me pueden garantizar al 100% si dentro de dos años se sacarán el A y seguirá siendo la moto que tienen ahora la niña de sus ojos? ¿Seguro que transcurrido el tiempo, no les gustará otra que haya presentado un fabricante, se echaran novia y querrán una con la que puedan viajar con la parienta, no tendrán (espero) problemas económicos que les impedirá sacar el permiso, etc? Difícil asegurar con tanto tiempo por delante.

Y es que además existen otras opciones. ¿Valorar un vehículo de segunda mano? Comprar una nueva y venderla a los dos años parece que es una locura porque se pierde demasiado dinero (no tanto, pero claro, queremos vender ya y no hay cultura de comprar segunda mano en muchos casos). Pero comprar una de segunda mano (al final, como veis, es la pescadilla que se muerde la cola) y venderla a los dos años, la pérdida de dinero es muy pequeña a poco que nos vayamos a una moto de cinco años, por ejemplo.

Yo si tuviese que adquirir ahora una moto tras sacarme el A2, valoraría cualquiera de estas dos últimas propuestas. Si tengo dinero, nueva y de 48 cv, que hay bastantes opciones disponibles en casi todos los fabricantes. Y si no tengo, de segunda mano, aunque sea de más potencia y limitada.

Porque dentro de X años, ya decidiré yo que quiero, puedo y me gustaría conducir. Y si no, seguiré con mi cacharro, o lo venderé para comprar una nueva porque he visto que con menos de 50 cv también me divierto y además no me arruino por ello.

Al final, lo que quería decir es que las marcas viven de vender motos, unos modificando las motos existentes para que entren en el A2 (Kawa, Triumph, MV) y otras como Honda, siguen con una gama escalonada para aquellos que prefieren ir poco a poco. Cada uno es libre de tomar la decisión que más le parezca acertada hoy, pero mañana, nunca se sabe.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios