Publicidad

Honda CB500X, prueba (características y curiosidades)

Honda CB500X, prueba (características y curiosidades)
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este pasado fin de semana acudimos a los alrededores de Manresa donde Honda presentó el tercer modelo que cierra el ciclo de la gama Honda CB500. Tras la presentación y prueba de la Honda CBR500R y Honda CB500F, tocaba el turno de probar la nueva Honda CB500X.

Con esta gama, el fabricante japonés ha realizado una acción muy similar que con la familia NC: una misma plataforma en cuanto a motor y chasis y que con ligeras modificaciones permite fabricar motocicletas diferentes para un público diferente pero todo ello manteniendo los costes bajo control y con ello, que el precio final sea contenido.

Honda CB500X: diseño inspirado en la Crosstourer

Honda CB500X

Honda ha situado la Honda CB500X entre la gama de motocicletas crossover/on-off donde también militan la Honda Crosstourer la Crossrunner y la Honda NC700X. El aire de familia entre todas, sobre todo con la Crosstourer es evidente, con unos trazos de diseño casi idénticos.

Si la Honda CBR500R esta orientada a un público que viene de vuelta de motos grandes y la Honda CB500F para aquellos que quieren subir desde una 125 o una 250 pero la 600 está fuera de su alcance, la Honda CB500X busca a usuarios nuevos sin experiencia previa o el que hace años tuvo moto y lleva tiempo en dique seco.

Es por ello que la ergonomía está más enfocada a hacer la moto muy fácil de llevar aunque no es tan baja como las dos anteriores ya que el asiento está colocado a 810 mm (25 mm más) debido al mayor recorrido de las suspensiones, que ahora tienen 20 milímetros más y diferentes tarados.

También debido a las nuevas suspensiones es diez milímetros más larga (1.420 mm) y su altura libre al suelo sube desde los 140 mm hasta los 170 mm. Dispone de una pantalla es ajustable en dos posiciones mediante el uso de herramientas, buscando una óptima protección para todo tipo de usuarios.

Honda CB500X: casi 500 kilómetros con un solo depósito

Honda CB500X

Del motor hablamos ampliamente en la primera parte de la Honda CBR500R por lo que os recomiendo echarle un ojo si no lo habéis leído en su momento. Cubica en realidad 471cc y dispone de la última tecnología de Honda: motor muy compacto, disposición triangular del cigüeñal, eje primario y eje secundario, estrías añadidas en la falda del pistón que reducen la fricción, admisión muy estudiada para evitar turbulencia y optimizar el llenado de los cilindros, etc.

Es un motor que consume muy poco, homologa 3,52 l/100 lo que unido a un nuevo depósito de más capacidad (17,3 litros con la reserva) permiten que prácticamente se puedan hacer unos 500 kilómetros teóricos con un solo repostaje.

Otra ventaja de este nuevo bicilíndrico de Honda es que los intervalos de mantenimiento son muy espaciados: cada 12.000 kilómetros. Esto permite que junto con el bajo consumo, el mantenimiento de la moto sea más asequible.

Honda CB500X: ABS de serie para toda la gama

Honda CB500X

En la Honda CB500X, el ABS vienen incluido de serie en toda la gama lo que permite un plus de seguridad para aquellos conductores sin experiencia que ven este modelo como una buena opción para meterse en el mundillo de las dos ruedas. Se sigue confiando en un disco de 320 mm delante con pinza de dos pistones y en uno de 240 mm con pinza de un pistón detrás. Estos frenos ya vimos que a pesar de su sencillez, se comportan de forma digna tanto en el modelo “R” como en el “F”.

Otro de los detalles diferenciadores de la “X” es su cuadro de instrumentos que en este caso recurre a un color amarillo en vez del azul que vimos en la CB500F o el gris de la CBR500R. No es un color muy habitual y sí llamativo.

Los neumáticos, en medida 120/70 y 160/60, ambos sobre llantas de 17”, recurren en este caso a los neumáticos mixtos Pirelli Scorpion, denotando que si queremos podríamos hacer una incursión fuera del asfalto con un poco de agarre aunque sea mínimo.

Esta vez, el sol y las buenas temperaturas nos acompañaron durante todo el fin de semana pudiendo rodar por unas magníficas carreteras con vistas espectaculares. A veces apetecía casi olvidarse de la moto para aprovechar de todo aquello que nos rodeaba. Pero no porque aquí venimos a probar motos así que...

Continuará...

Siguiente parte | Honda CB500X, prueba (conducción en ciudad, carretera y autopista)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir