Llega la nieve, y hay gente que está gastando mucho tiempo y dinero en poner orugas a motos deportivas

Llega la nieve, y hay gente que está gastando mucho tiempo y dinero en poner orugas a motos deportivas
Sin comentarios

2023 ha empezado con la temporada de nieve cubriendo de blanco muchos lugares de nuestro país. En España hay alguna que otra moto de nieve, aunque no demasiadas, especialmente en el norte peninsular. Estos días en que las precipitaciones han empezado a caer en forma de copos blancos seguro que más de uno echa de menos tener una.

O mejor, convertir tu superbike en una. Puede parecer una locura, pero 214,3 CV a 13.250 rpm dando caña por la nieve se ven espectaculares. Es el trabajo de los chicos de The Mechatist, que han reconvertido una Aprilia Tuono V4 en una moto de nieve, literalmente. No está solo en su locura: unos fontaneros también se han animado a hacerle lo mismo a una Suzuki Hayabusa del 2005.

La superbike de Noale más radical para driftear en la nieve

Tuono V4 Snow

En las descripciones en sus redes sociales ya avisan de lo que va su trabajo: "Construcciones raras". Creemos que una Aprilia Tuono V4 reconvertida en moto de nieve cumple con esa premisa de "rara", y aunque en España ha empezado a nevar este enero, en Canadá ya llevan unos cuantos meses con todo cubierto de blanco, así que desde allí nos llega la creación.

En Ontario, Mechatist decidió hacer una de esas creaciones raras con una Aprilia Tuono V4 del 2019 usando un kit de conversión Timbersled. Es un sistema que te permite convertir prácticamente cualquier moto de cross o enduro en una de nieve, aunque necesites ser un manitas para instalarlo.

Timbersled 2 2023

Pero claro, nadie creó el kit pensando en instalarlo en una superbike de 214 CV, así que nuestro protagonista se puso manos a la obra para adaptarlo a la Tuono V4. A lo largo de diversos vídeos va mostrando cómo adapta el kit, incluyendo el mecanizo de algunas piezas para que encajaran con la Aprilia. También utilizó componentes de KTM y Honda de sus motos de motocross como una horquilla invertida WP.

Tuvo que desmontar ruedas, sistema de frenos, escape, carenados y todos los componentes innecesarios como la horquilla y el basculante, que los reemplazó por un patín y una oruga.

El resultado ha impactado hasta a Aprilia, que le ha respondido en su post de Instagram con un "increíble" y el emoji de un cohete. Desde luego suena y driftea en la nieve como una auténtica bestia.

Esta Hayabusa haciendo stunts en la nieve también tiene lo suyo

Unos cuantos kilómetros hacia abajo, en las montañas de Oregón un equipo de fontaneros se puso a hacer lo propio con una Suzuki Hayabusa del 2005. Para ello utilizaron el mismo kit de conversión de Timbersled que cuesta unos 7.000 dólares. Lo demás, ingenio y ser hábil con la herramienta.

Una vez en el garaje de casa el trabajo pasó por adaptar la oruga trasera y el patín delantero al chasis de la Hayabusa. Tuvieron que echar mano del soldador y una buena dosis de mecánica para el proyecto, que les llevó cerca de un año.

Una vez la sacan a su hábitat natural, la nieve, el propietario no la pasa de tercera marcha a unos 65 km/h porque ya considera que es suficientemente rápido. Teniendo en cuenta que la Hayabusa de ese año tenía un motor que daba 197 CV, no ha sacado a relucir todo el potencial de la moto de Hamamatsu.

El único problema para el dueño son las suspensiones. Dice que dejan bastante que desear en el tren delantero ya que son las que trae de serie la Hayabusa.

Si tienes una motocross y algo de dinero, también te puedes montar tu moto de nieve

Timbersled 1 2023

Los dos ejemplos anteriores son unos fuera de serie, pero instalar un kit para convertir una moto de cross o enduro en una moto de nieve debería ser más fácil. Los kits de Timbersled valen para ello, e incluso para MTB.

Los precios de los kits variarán dependiendo del modelo en cuestión. Por ejemplo, para una bicicleta de montaña eléctrica el kit vale unos 2.000 euros. Luego tienen tres gamas para motos: la ARO (desde los 5.000 euros hasta los 7.000), RIOT (de 4.500 a 7.000 euros) y el Youth para las motos más pequeñas, que cuesta unos 2.000 euros.

El cómo convertirlos es una tarea que requiere un par de horas porque en la web te indican la compatibilidad de cada uno con tu moto. En principio solo habría que quitar las ruedas de la moto, adaptar el patín delantero a las horquillas y lo mismo en la parte trasera, aunque con la complicación de tener que adaptar la transmisión a la oruga.

Buen ejemplo es el vídeo del estadounidense que transforma una Husqvarna FX450 con el kit Timbersled Riot S en poco más de media hora.

Temas
Inicio