Compartir
Publicidad
Publicidad

El gobierno francés pone en peligro la disputa del Dakar 2008

El gobierno francés pone en peligro la disputa del Dakar 2008
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

El atentado del pasado 24 de diciembre en suelo mauritanio, en el que cuatro tursitas franceses fueron asesinados a tiros, encendió todas las alarmas del Dakar, pero las garantías de seguridad que dió el gobierno de Mauritania al Director del Rally, Etienne Lavigne, tras su visita al país africano la semana pasada, parecía haber instalado de nuevo la tranquilidad en la celebración del mítico raid.

Pero hoy se ha vuelto a girar la tortilla: el gobierno francés, mediante su portavoz, Laurent Wauquiez, ha desaconsejado a los ciudadanos franceses, tanto los participantes como los integrantes de la organización, que acudan a Mauritania. Eso, en un Dakar que cuenta con 8 etapas en suelo mauritanio (la mitad del Rally) supondría casi la cancelación del mismo. De hecho, el propio Lavigne aseguraba hoy en una entrevista en L'Équipe, antes de desatarse este asunto, que en caso de alguna amenaza concreta "pararíamos la carrera, porque nos sería imposible evitar Mauritania e improvisar un nuevo recorrido". El pasado 28 de diciembre, la organización del Dakar había emitido un comunicado confirmando el paso del Dakar por Mauritania como estaba previsto en su recorrido inicial, pero ahora, tras haber sido alertados por el Gobierno francés de las amenazas en cuanto a la seguridad de los participantes se refiere, han vuelto a emitir un escueto comunicado en el que aseguran que van a "tomar nota" de la advertencia del Gobierno francés, antes de tomar una decisión sobre el mantenimiento del Dakar, que debería tomar la salida el próximo 5 de enero en Lisboa: "Con el fin de poder apreciar la situación, (los organizadores) van a reunirse con las autoridades gubernamentales francesas y mauritanas para informarse de los elementos nuevos que han podido motivar esta comunicación pese a las garantías reiteradas por el Gobierno mauritano".

Por si el Dakar no es duro de por sí, ahora se le suma una aparente amenaza terrorista. No es la primera vez que esto sucede, e incluso años atrás se ha tenido que recortar el itinerario programado por motivos de seguridad, sin ir más lejos, el año pasado, en el que se anuló una de las dos etapas previstas en territorio de Mali por una amenaza similar.

Vía | Toda la prensa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos