Compartir
Publicidad

¡Asfalto y barro! Esta Yamaha XSR700 Yard Built de Rough Crafts puede con todo

¡Asfalto y barro! Esta Yamaha XSR700 Yard Built de Rough Crafts puede con todo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El programa Yard Built de Yamaha no deja de ofrecernos auténticas obras de arte sobre los modelos más “customizables” de la marca de Iwata. Esta vez le vuelve a tocar el turno a Winston Yeh, de Rough Crafts, que tras presentar sobre la base de una XJR1300 la The Guerrilla Four en 2015, ahora se atreve con la ligera XSR700 para dar rienda suelta a sus diseños.

El resultado no es una obra maestra... en realidad son dos. Gracias a los kits de fácil montaje, permiten transformar una XSR700 para pasar, supuestamente en una hora, de toda una café racer deportiva, la The Corsa Scorcher a una scrambler de clara inspiración dirt, la The Soil Scorpion.

Asfalto o pista, tu eliges

Yamaha Xsr700 Yard Built Rough Crafts 20

Según las propias palabras de Winston, “La XSR fue una base increíble sobre la que trabajar”. El chasis tubular de la 700 y su relación peso-potencia es una de las cosas que más le atrajeron a la hora de trabajar con este modelo. Además, el subchasis trasero desmontable, te permitirá dejar la radial en el panel de herramientas sin alterar los límites de tus diseños.

Con la idea de que el kit sea lo más versátil posible, diseñó una tija superior compatible con la horquilla y el eje de la YZF-R1, junto con otros elementos específicos de la R1, como los frenos y la llanta. A continuación, se valió del diseño de llanta de la 700 para crear un sistema propio de cambio de las ruedas en la horquilla invertida delantera y el eje trasero.

Yamaha Xsr700 Yard Built Rough Crafts 9

Para lograr el concepto de una transformación y dos motos, se dirigió a Shark Factory en busca de su sistema digital de control de suspensión a distancia, lo que permite ajustar la moto sobre la marcha para asfalto o pista de tierra, algo fundamental si deseas abandonar la carretera para meterte de lleno en una nube de polvo.

La versión café racer cuenta con unas llantas de aleación ultraligeras de carbono, obra de Rotobox y unos semimanillares de Gilles Tooling. El conjunto lo completan unos filtros de aire Velocity Stacks y en la zaga un silencioso Akrapovič de titanio de alto rendimiento.

Yamaha Xsr700 Yard Built Rough Crafts 4

El nivel de detalle de la café racer Corsa Scorcher es muy alto, como muestran los colectores artesanales Rough Crafts de la línea de escape. Las pinzas y los discos de freno son los de serie de la XSR, combinados con los elementos Beringer. En la parte trasera destaca la estrella Wukawa Industry, junto con unas estriberas retrasadas Gilles Tooling y los reposapiés de MS Pro.

Los mandos MS Pro se encargan de que todo esté a punto en el manillar, acompañados por los puños Rough Crafts y los suplementos Fin Style que elevan ligeramente el manillar. Además, hay muchos más elementos de factura propia Rough Crafts, como en la rejilla del faro, el tapón del depósito, y como no, en el carbono protagonista de la transformación.

Yamaha Xsr700 Yard Built Rough Crafts 22

En la transformación Soil Scorpion la XSR cambia el disco y la pinza de freno de serie por elementos Beringer sobre las llantas de fundición Wukawa Industry. La nueva posición de conducción mejora gracias al manillar Fighter de Rough Crafts y los mandos de MS Pro.

Esta versión versión scrambler cuenta con llantas forjadas ligeras de Wukawa Industry Co., un manillar plano artesanal, un silencioso Akrapovič alto modificado al estilo tracker y unos filtros de aire Sprint estancos que permiten rodar en circuitos de tierra sin generar ningún tipo de problema.

Yamaha Xsr700 Yard Built Rough Crafts 16

El kit Faster XSR consta de un carenado monocasco en fibra de carbono complementado con un depósito de aluminio compacto justo debajo, y todo con un montaje directo sobre el modelo original, sin modificaciones, obra de MS Pro. La transformación se culmina con dos exclusivos lacados, obra del colaborador habitual de Rough Crafts, Air Runner Custom Paint.

Estamos ante dos obras de arte y encima tenemos la suerte de no tener que decidir entre una u otra, ya que podemos tener las dos versiones dedicándole tan solo una hora de tiempo, aunque la primera vez seguro que será más. Sea como sea, y a falta de conocer los precios, tal vez estemos ante la solución perfecta entre dos mundos: el asfalto y el barro.

Fotos | Yamaha
Más información | Rough Crafts

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos