Publicidad

Aprilia Shiver 750, la prueba (parte 2)

Aprilia Shiver 750, la prueba (parte 2)
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los plásticos laterales que se sitúan debajo del asiento son de un tamaño mínimo. En ellas se sitúa el logotipo de Shiver y esconden en su interior la parte inicial de los silenciadores.

Las dos salidas de escape por la parte alta de la trasera son sin duda el elemento más característico y llamativo de la Shiver 750. Los silenciadores tienen una forma triangular muy plana, y quedan muy a la vista porque la carrocería brilla por su ausencia en la parte trasera de la moto. Son realmente espectaculares, y le dan un aspecto de lo más atractivo a la trasera de la Aprilia.

Estéticamente el conjunto de la Shiver está muy conseguido. Se trata de una naked de estilo moderno y que está muy en línea con los diseños de otras marcas italianas como Bimota o Benelli. Su aspecto se acerca por tanto más al estilo de éstas dos últimas o de la Kawasaki Z750 que a los de la Ducati Monster o la Triumph Street Triple, de aspecto más clásico y con menos concesiones a la vanguardia.

Parte ciclo

El chasis de la Shiver también es protagonista principal en el diseño de la moto. Éste combina una parte superior multitubular y una inferior con pletinas de aluminio, ambas pintadas en un llamativo color dorado oscuro. En marcha el chasis demuestra mucha rigidez y tiene unas cotas que hacen que la Shiver sea tan manejable como una moto de mucha menor cilindrada.

Soportando la rueda trasera, el basculante ayuda a conseguir esta rigidez de la parte ciclo que es necesaria con los 95 caballos de su motor. El basculante dispone de suplemento en la parte superior que lo hace más rígido, al igual que en otros modelos de panteamiento más deportivo.

La horquilla delantera es bastante rígida, y permite frenar con fuerza en la entrada de las curvas, sin miedo a que se hunda demasiado y haga inestable la moto. De hecho su dureza es el único punto que penaliza un poco su uso en el día a día, ya que sentiremos todas las irregularidades del asfalto sobre las muñecas.

En la parte trasera el amortiguador va anclado desde la parte derecha del basculante a la parte derecha del chasis. Gracias a esta original posición los colectores tienen espacio más que suficiente para subir hacia la parte de abajo del colín, y realmente no llegamos a notar en ningún momento diferencia alguna con un amortiguador situado en posición normal.

Mañana para acabar el año, el comportamiento de la Shiver 750...

Más en Moto22 | Aprilia Shiver 750, la prueba (parte 1)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir