Compartir
Publicidad

BBQ Series, la pólemica sigue abierta

BBQ Series, la pólemica sigue abierta
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después del intercambio de opiniones suscitado a partir de la entrada sobre las BBQ Series, he decidido recogeros la opinión de un piloto, con bastantes años de experiencia en distintos campeonatos y que, actualmente, disputa esta copa a lomos de una Buell 1125R.

La persona en cuestión, José Viedma, conocido por todos como Pepe, es mecánico desde hace ya varios años en Motormanía Asturias y además ha vencido las dos mangas de la última carrera disputada en Monteblanco. En la primera de ellas, en Albacete, no pudo finalizar debido a un fallo mecánico desgraciado cuando había clasificado en los entrenamientos segundo.

Escape

Aproveché una de mis visitas en búsqueda de repuestos para que me comentase cuáles eran sus sensaciones después de dos carreras a lomos de la Buell. Lo primero, la preparación que se ha realizado en ellas es mínima: bomba de freno, escape, neumáticos Pirelli SBK y fibras.

La moto es más pesada que una deportiva, y eso se nota al llevarla rápido. El chasis es fabuloso, muy rígido y sin problemas para poder absorber toda la potencia del bicilíndrico. Las suspensiones, como son de origen, simplemente cumplen su cometido, pero con una mínima preparación ganaría muchos enteros. El motor Rotax es increíble. Empuja de forma muy lineal y constante hasta llegar al punto de potencia máxima. A partir de ahí, permanece completamente plano hasta el corte de encendido.

Frenos

En cuanto a los frenos, que sé que todos esperabais con ansia este tema. La bomba, no es la original, pero lo que se consigue con ella es más tacto y menos fatiga en uso intensivo. Pero el freno, perimetral de serie, ofrece un mordiente y potencia de frenado sin lugar a dudas. Lo único, que genera más inercias que dos discos normales, por lo que te ves obligado a soltar siempre el ancla antes de meter la moto en la curva.

Cabe destacar que en el AMA de EEUU, esta moto gana de calle las competiciones. Eso si, modificando sus señas de identidad: frenos normales, suspensiones, trasmisión por cadena y una pequeña cura de adelgazamiento. Pero aquí, está compitiendo contra otros modelos preparados para carreras, no en una copa monomarca.

Bomba de freno

Por último, me comentaba algo acerca del motor Rotax austriaco y algo sobre otra marca de motos con el mismo idioma, pero eso quedará junto con las risas, dentro del taller...

Así que, aparentemente no es tan caldero como parece.

Gracias Pepe por dejarme darte la paliza un día más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos