Publicidad

Curtiss Hera: Una moto eléctrica descomunal en configuración V8 con 170 CV y 393 Nm de par motor
Motos eléctricas

Curtiss Hera: Una moto eléctrica descomunal en configuración V8 con 170 CV y 393 Nm de par motor

Publicidad

Publicidad

El mundo de las motos eléctricas está lleno de pequeñas promesas destinadas a captar la atención. Durante los últimos años hemos visto cómo muchas marcas aparecían con propuestas que no terminaron de cuajar, pero el caso de la Curtiss Hera es diferente.

Bajo el paraguas de la compañía antes conocida como Confederate, creadores de algunas de las motos más absurdamente espectaculares de las últimas décadas, Curtiss Motorcycles en su nueva andadura como marca de motos de cero emisiones promete todo un homenaje a su pasado, a su creador y a los récords de velocidad con una moto: Un tributo en forma de V8.

Glenn Curtiss: El origen de Curtiss Motorcycles

Curtiss V8 2

Glenn Hammond Curtiss (21 de mayo de 1878 - 23 de junio de 1930) fue el hombre que hoy da su denominación a la anteriormente conocida como Confederate. Curtiss ha cambiado su denominación social para convertirse en algo completamente nuevo, pasando de concebir motocicletas con enormes motores de combustión a nuevas motos eléctricas fieles a su estilo industrial.

La aventura de Curtiss arrancó en 1901 cuando creó en la parte de atrás de su taller de bicicletas su primera motocicleta. Él mismo fue el orgulloso creador del primer bicilíndrico americano montado en una moto cuando en 1903 ensambló su primer V-Twin sobre un precario chasis; tres años antes que Indian y seis años antes que Harley-Davidson.

En aquella época, en los albores del motociclismo, la carrera por la velocidad fue un ansia común a todos los fabricantes, por pequeños que fueran. En el caso de Curtis no fue menos y se obsesionó hasta el punto de convertirse en uno de los hombres más rápidos sobre la tierra con un engendro mecánico de creación propia.

Curtiss V8 Glenn Cutiss sobre su motocicleta V8 de combustión refrigerada por aire

Curtiss sintió la necesidad de generar más potencia para incrementar la velocidad de sus motos, así que empezó a unir motores bicilíndricos colocándolos de forma transversal (como las Moto Guzzi). Así, el 21 de enero de 1906 logró establecer un récord no oficial de 219,45 km/h montado encima de una larga y ligera moto impulsada por un motor de ocho cilindros en uve, 4.410 cc y 40 CV de potencia.

Consiguió su récord sobre las arenas de Ormond Beach, en Florida, y se mantuvo como el hombre más rápido de la tierra hasta 1911, conservando el del motociclista más rápido del mundo hasta 24 años después, en 1930.

Tras aquello, los pies en la tierra no fueron suficientes para Curtiss y dio el salto a la aviación. Hoy este salto lo da la marca que lleva su nombre y después de haber pasado de la gasolina a la electricidad, Curtiss Motorcycles ha anunciado el desarrollo de una nueva motocicleta eléctrica V8, su segunda moto eléctrica: La Curtis Hera.

Curtiss V8 1

Con la Curtiss Zeus ya diseñada y a la espera de llegar a la producción definitiva junto a la última moto de combustión de Confederate llamada Warhawk, Curtiss ya está trabajando en una moto que honre su rico pasado y las raíces de su historia un siglo después.

El nombre de Hera viene derivado de la mitología griega, de la esposa de Zeus, el modelo con el que comparte parte de su arquitectura. Como bien intuyes, una moto eléctrica no puede ser V8. La referencia a la moto con la que Glenn Curtiss consiguió su récord se realiza en una configuración de los ocho bloques en uve en los que se dispone su paquete de baterías de iones de litio, de los que no se ha anunciado capacidad.

El movimiento de la Curtiss Hera se producirá a través de dos motores eléctricos capaces de generar una potencia combinada de 170 CV (127 kW) y unos descomunales 393 Nm de par motor. En el caso de la Zeus el sistema eléctrico está firmado por Zero Motorcycles, así que posiblemente para esta ocasión recurran al mismo especialista americano.

Curtiss V8 5 La Curtiss Zeus con la que la Hera compartirá parte de su arquitectura

El propio paquete de baterías formaría parte de la estructura principal del conjunto, al que se le añaden delante una masiva horquilla de paralelogramo deformable y un monoamortiguador trasero situado en posición horizontal en la quilla. Llantas, horquilla, basculante, bastidor y carcasa de los motores eléctricos estarán fabricados en fibra de carbono.

Las promesas de Curtiss Motorcycles con la Hera son sencillas: Quieren fabricar una moto eléctrica extremadamente lujosa y que además rompa con los estándares de velocidad actual en las motos eléctricas. Quién sabe, quizá intenten buscar algún récord de velocidad para una moto eléctrica de producción, aunque de momento les queda mucho camino por recorrer para convertirse en un modelo tangible.

Según las palabras de Matt Chambers (CEO de Cutiss Motorcycles), las Curtiss Hera llegará al mercado en 2020: "Será la motocicleta de lujo más lujosa, ultra potente y refinada. Equipará un motor E-Twin y tendrá una distancia entre ejes de 2.011 mm. Será una clase nueva de moto en sí misma".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir