La bicicleta de carretera más rápida del mundo es obra de Red Bull, y no, no es eléctrica

La bicicleta de carretera más rápida del mundo es obra de Red Bull, y no, no es eléctrica
2 comentarios

Si hay algo que se le da bien a Red Bull es optimizar sus vehículos para lograr las metas que se proponen. Lo hemos visto muy de cerca en la Fórmula 1 donde pese al cambio radical de reglamentación que han sufrido este año, su piloto estrella ya ha conseguido liderar la tabla del campeonato.

Quizás esa ha sido una de las razones por las que BMC, la empresa suiza de bicicletas, ha decidido unirse a la compañía austriaca la hora de fabricar la bicicleta de carretera más rápida del mundo.

Primera parada Campeonato Mundial de Ironman

Cuatro años han tardado estas dos compañías en enseñar lo que pueden hacer juntas. Cuatro años en los que han investigado y desarrollado un prototipo de altas competencias que pretende convertirse en la bicicleta de carretera más rápida del mundo.

Para lograrlo aun le queda un extenso camino. Uno que comenzará en el Campeonato del Mundial de Ironman en St. George, Utah, y que tendrá como piloto estrella a Patrik Nilsson, atleta de Red Bull y embajador de BMC. Sin embargo, antes de adelantar futuros tenemos que explicar cómo se fraguó todo.

Red Bull Y Bmc Crean La Bicicleta De Carretera Mas Rapida Del Mundo003

BMC firmó hace cuatro años un acuerdo de colaboración con Red Bull Advanced Technologies que tenía como objetivo aprovechar al máximo el conocimiento adquirido en la Fórmula 1 y transmitirlo a las bicicletas. El primer paso fue utilizar el túnel de viento, un paso que confirmaba o desestimaba si los diseños establecidos por la marca suiza eran correctos.

Tras ello se pasó a la simulación en 3D y al modelado de prototipos con un único objetivo en mente: mejorar lo máximo posible la velocidad, la potencia y la calidad de la conducción a través del diseño. El resultado de todo este trabajo es esta espectacular bicicleta que estamos mostrando, que sólo por diseño se merecería estar en un museo junto a la 'espada' de Miguel Induráin.

Fabian Cancellara, medallista olímpico, ganador de varias etapas del Tour de Francia y embajador de BMC, también fue uno de los pilares que apoyó cada etapa a largo de este proyecto. "Dos mundos de diferentes deportes se han unido para crear algo nunca antes visto en el ciclismo", dijo Cancellara. "Ser parte del desarrollo de una bicicleta de vanguardia, emplear principios radicales y tener la oportunidad de influir en su rendimiento desde la perspectiva del ciclista es fantástico".

Para Andy Damerum, responsable de desarrollo comercial de Red Bull Advanced Technologies esta bicicleta ha supuesto uno de sus trabajos más desafiantes: "Empezamos con la ambición de diseñar la bicicleta más rápida del mundo. Estamos increíblemente orgullosos de lo que hemos conseguido con BMC. Nos hemos servido de nuestras metodologías de Fórmula 1 en materia de aerodinámica y CFD (dinámica de fluidos computacional) y las hemos aplicado al diseño de la bicicleta, lo que ha dado como resultado una bicicleta que creemos que tiene el potencial para cambiar las reglas del juego".

Como decíamos al principio, la primera parada para demostrar que ésta es la bicicleta de carretera más rápida del mundo tendrá que verse en competición, concretamente en el Campeonato Mundial de Ironman que se celebrará en St. George, Utah. Patrik Nilsson, atleta de Red Bull y miembro del BMC Pro Triathlon Team será el encargado de llevar este espectacular modelo al éxito o al fracaso. En cualquier caso, estaremos atentos por lo que pueda suceder.

Temas
Inicio