Así ayudaron dos AirTag, los dispositivos de localización de Apple, a recuperar un patinete Ninebot robado en EEUU

Así ayudaron dos AirTag, los dispositivos de localización de Apple, a recuperar un patinete Ninebot robado en EEUU
4 comentarios

Los patinetes eléctricos se han convertido en una forma más de movernos por la ciudad, y como tal están expuestos a los mismos peligros que corren nuestras motos cuando las aparcamos en la calle. Arañazos, manoseos, golpes y el peor de los casos, robos. Esto último le pasó al protagonista de nuestra historia sin saber la ladrona que el dueño se trataba de un experto en seguridad.

Hablamos de Dan Guido, un ciudadano estadounidense al que le robaron su patinete eléctrico Ninebot en plena calle cuando se encontraba cenando en un restaurante de su ciudad. Lo que no podía imaginarse la mangante es que su patinete eléctrico escondía dos AirTags de Apple con los que logró recuperar su apreciado objeto no sin antes recurrir a las autoridades.

Un robo frustrado gracias a los AirTags de Apple

Patienete

La historia que os traemos hoy parece sacada de alguna serie policiaca, sin embargo, es un hecho constatable en el que la realidad vuelve a superar la ficción. La tecnología ha avanzado a pasos agigantados y nos puede ayudar en momentos muy concretos como le pasó a Dan Guido, el protagonista de esta historia y de la que nos hemos hecho eco gracias a su hilo en Twitter.

Para ponernos en situación os diremos que Dan Guido es un ciudadano estadounidense especializado en seguridad que salió la semana pasada a cenar por su ciudad moviéndose en patinete eléctrico. Cuando llegó al restaurante, ató su Ninebot (de 800 euros) en una barandilla de la calle con un candado de hilo que se usa en moto con tan mala suerte que no debió bloquear bien su doble cierre. Resultado, en menos de dos horas que duró su cena el patinete fue robado.

Lo que no sabía la ladrona en ese momento es que nuestro hombre había escondido dentro dos dispositivos de localización AirTags de Apple, para que si pasaba esto alguna vez pudiese recuperarlo cuanto antes. Los localizadores se encontraban escondidos dentro del chasis del motor y en la rueda tapados con una cinta aislante negra que los camuflase e hiciese más difícil su búsqueda.

Para recuperarlo acudió a las autoridades, un consejo que el propio Dan nos remarca en su hilo. El caso es que después de explicarles a los agentes cómo sabía dónde se encontraba exactamente el patinete eléctrico, le acompañaron a regañadientes ya que ellos mismos no estaban seguros si la historia de Dan era muy creíble o no. Sin embargo, al llegar a la calle, las piezas del puzzle empezaron a encajar ya que se encontraron con una tienda de bicicletas y patinetes de segunda mano.

Tienda

Al entrar en la tienda, los dispositivos de Apple mandaron una señal de alerta al iPhone de Dan advirtiéndole de su cercanía al patinete robado. Hecho que constató su historia y que ponía en sobre aviso a la policía. Tras varias preguntas descubrieron que el patinete, al fin recuperado por su dueño, lo había llevado una mujer que no dejó nombre ni teléfono.

La historia acabó con una denuncia de Dan interpuesta a esta mujer, con la recuperación de su vehículo (con algún que otro daño) y con el primer caso resulto por robo de un patinete eléctrico según la policía. Una historia que, como os decíamos antes, supera por mucho a la ficción.

En Motorpasión Moto | Honda intentó triunfar con los patinetes eléctricos, pero el invento nació 40 años antes de su éxito | Probamos el nuevo Honda X-ADV: el SUV de las motos tiene 57 CV, carácter offroad y funciona como un scooter

Temas
Inicio