Compartir
Publicidad

Yamaha y Valentino Rossi: ¿matrimonio de conveniencia?

Yamaha y Valentino Rossi: ¿matrimonio de conveniencia?
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hace mucho llamábamos a Jorge Lorenzo el Campeón despechado, pues al contrario de lo que solía suceder hasta no hace demasiado tiempo cuando el vigente poseedor de título retrasaba al máximo su decisión de cambiar o no de equipo en función de las ofertas que recibiese.

Sin embargo en esta ocasión no ha ocurrido así y Yamaha, de forma sorprendente, renovaba a Valentino Rossi por dos años y plantaba sobre la mesa una oferta a Jorge Lorenzo y, además, con fecha de caducidad: debía tomar la decisión antes del GP de Jerez. Pues bien, ya ha sido tomada aunque… ¿Era lo que realmente buscaba Yamaha o lo que buscaba Valentino Rossi?

Yamaha cierra filas con Valentino Rossi

Yfr Editorial Use Pictures 16 1

Tres marcas han estado arriba los últimos años ganando títulos y las tres se comportan de formas completamente diferentes. Con Valentino Rossi, Honda defendió su máxima de que quien gana es la moto desarrollada por los ingenieros y, el piloto, es únicamente un elemento accesoriable.

En el extremo opuesto encontramos a Ducati quien, con mentalidad latina, equilibra la importancia de hombre y máquina y, además, es capa de hacer borrón y cuenta nueva aunque se haya visto en cierto modo traicionada. El ejemplo es que después de todo lo que Casey Stoner criticó a Ducati antes de irse a Honda, ha vuelto al seno del equipo y lo han recibido con los brazos abiertos. No tengo muy claro que Honda hiciese lo mismo.

Yamaha se encuentra en un punto intermedio. Aunque muestra signos de filosofía japonesa, la influencia latina en el equipo es muy grande. Es así un híbrido entre Honda y Ducati, con sus defectos y virtudes, habiendo conseguido tener dos gallos en el mismo corral sin demasiados problemas, al menos hasta ahora.

Valentino Rossi casi seguro que nunca podrá volver a pilotar una Honda. Sin embargo y tras su marcha a Ducati, Yamaha lo recibió con los brazos abiertos. Desde entonces, el italiano volvía a ganar peso dentro del equipo mientras Jorge Lorenzo se iba poco a poco convirtiendo de nuevo en el chico malo que siempre ha sido para muchos aficionados en todas las categorías.

Yfr Editorial Use Pictures 16 2

Es más, Yamaha nunca ha escondido su deseo de que Rossi consiguiese su décimo título, incluso cuando el año pasado se lo estaba disputando contra su compañero de equipo. Puede que otra marca se hubiese quedado en que para ella lo más importante era el mundial de constructores y de equipos, pero se posicionó de una forma muy parcial desde un principio, cuando en 9 meses la historia puede cambiar.

Valentino Rossi ha sabido hacer su trabajo, no como piloto, sino como tiburón para los negocios. Yamaha es ya su aliado en el rancho de entrenamiento, donde cuenta con motos de la marca de los diapasones. Además, el propio Pablo Nieto no negaba el interés de VR46 como equipo en MotoGP y, por descontado, sería sobre una Yamaha si el proyecto llegase a fraguar.

¿El futuro para el 2019? Puedo confundirme pero un retiro de Rossi quedándose como parte directiva de Yamaha y, quien sabe, como patrocinador del equipo no sería tan descabellado en vista de los últimos acontecimientos.

La difícil posición de Jorge Lorenzo

Yfr Editorial Use Pictures 16 3

Nunca ha sido fácil la posición de un piloto dentro de un equipo cuando este anuncia que toma un camino diferente. Para Jorge Lorenzo será todavía más difícil si cabe a la vista de los acontecimientos en los últimos nueve meses. Algo que puede ser más difícil si Yamaha no cumple el contrato actual en los términos firmados.

Está claro que el mallorquín no tendrá acceso al material Yamaha para el 2017, por lo que en las pertinentes pruebas que se suelen hacer a partir del GP de Brno, Lorenzo se conformará con mejorar la puesta a punto de su moto de cara al final de temporada.

Sin embargo y según su contrato actual con Yamaha, el trato tanto de Valentino Rossi como el suyo propio deben ser idénticos, es decir, que si uno recibe una mejora en la moto la misma debe llegar al unísono en ambos lados del box. Con ello y en un principio, se garantizaría el trato igualitario para ambos pilotos hasta final de temporada.

Ahora queda por ver si Jorge Lorenzo se podrá subir a la Ducati tras el GP de Valencia o, por el contrario, Yamaha le castiga sin poder probar la moto hasta después del parón invernal, teniendo en cuenta que su contrato finaliza el 31 de diciembre. Dependiendo de un movimiento u otro sabremos si Yamaha con Lorenzo ha sido japonesa, o por el contrario, latina.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio