Compartir
Publicidad

Sandro Cortese tontea con el mundial de Supersport, pero le faltan 150.000 eurazos

Sandro Cortese tontea con el mundial de Supersport, pero le faltan 150.000 eurazos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días se hacía público que el excampeón del mundo Sandro Cortese se quedaba sin plaza en el mundial de Moto2 tras no haber llegado a un acuerdo con su hasta entonces equipo, el Kiefer Racing, que ponía a disposición de Aegerter su única moto para 2018.

Después de esa dura noticia, el piloto alemán ha movido todos los hilos y al menos en los test de Jerez podrá probar la Yamaha R6 del Team Kallio, una de las estructuras más prometedoras del Campeonato del Mundo de Supersport.

Test que no irán a más si no llega una inyección económica

Sandro Cortese 02

Pero una vez más, la realidad de los campeonatos más profesionales de motociclismo se vuelve a imponer y Sandro Cortese la está sufriendo en primera persona. Independientemente del resultado de la jornada de entrenamientos que completará el alemán el día 26 de Enero en el Circuito de Jerez, su situación no es nada fácil ni promete demasiadas alegrías.

Y es que, si quiere aspirar a la segunda moto del equipo de los Kallio, Cortese necesita aportar al menos 150.000 euros. Ese es el dinero que según Corsedimoto necesita la estructura para poder convertir a Cortese en su segundo piloto para acompañar a Loris Cresson a lo largo de todas las pruebas del mundial.

Sandro Cortese 03

Como viene siendo habitual desde hace años, la realidad es que ese presupuesto debe ser cubierto por el propio Cortese, para quien encontrar esos 150.000 euros es la última opción si quiere seguir participando en un campeonato de rango mundial. Puede que sea una labor un poco menos difícil si logra buenos tiempos en su prueba a final de semana, pero igualmente el alemán se encuentra en una situación nada envidiable.

Teniendo esta situación en cuenta, puede que Sandro Cortese sea otro de los pilotos de primer nivel que tenga que verse fuera de las carreras por no poder juntar la desorbitada cantidad de dinero que le piden los equipos para darle una de sus motos, como ya fue el caso de Juanfrán Guevara o del italiano Marco Faccani.

Fotos | MotoGP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio