Compartir
Publicidad

MotoGP Indianápolis 2010: calor, caídas, aburrimiento y los galones en el Repsol Honda

MotoGP Indianápolis 2010: calor, caídas, aburrimiento y los galones en el Repsol Honda
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay que ser muy entendido para que te gusten estas carreras

Esta frase que encabeza el post no es cosa mía, sino del grandísimo Dennis Noyes, que la dijo ayer durante la retransmisión de la carrera de MotoGP. Y qué queréis que os diga, resume a la perfección el aburrimiento que estamos teniendo como algo habitual en los domingos de carreras. Y ayer por supuesto, no fue una excepción. Dennis no ha podido dar en el clavo de forma más contundente, ya que para el público estadounidense acostumbrado al dirt track y a la Nascar, ver una cabalgata de pilotos cada uno muy distanciado del siguiente, como que no les convence. Sin ir más lejos, ayer mi novia se pegó una cabezada de escándalo con la carrera de MotoGP, y no era para menos.

Llevamos un año para olvidar en lo que a espectáculo se refiere, pero ojo, porque no sólo MotoGP, si no que la plaga se extiende peligrosamente a Moto2, por mucho que a mi compi Esteban le gusta más que MotoGP. Es cierto todo lo que dice, y las expectativas puede que se hayan cumplido con creces, sin embargo, el dominio abrumador de Toni Elías, que vence hasta con fiebre alta, resta mucha competitividad. Y ya sé que él no tiene la culpa de ser el mejor, pero en una categoría donde prima y se vende la igualdad, no podemos tener carreras y entrenamientos tan descafeinados. Hasta el propio Ernest Riveras lo tuvo que reconocer en el clasificatorio del sábado. De momento sólo se salva del aburrimiento las carreras de 125, pero no os preocupéis que ya Dorna está preparando Moto3, para que el sueño sea largo y profundo cuando haya carreras. Sinceramente, son ganas de cargarse la única categoría que brinda espectáculo y emoción de verdad, por mucho que no haya Rossis ni Lorenzos en ella.

Otro punto destacable y muy criticable, es el hecho de mantener el Gran Premio de Indianápolis de cara al año que viene. Vale que el mercado norteamericano está aún por explotar, pero que sentido tiene mantener en el calendario un circuito en el que las caídas tienen el absoluto protagonismo. Porque seamos serios, lo de este fin de semana ha sido escandaloso, multitud de caídas en todas las categorías, hasta en tres ocasiones cayó Valentino Rossi por ejemplo este fin de semana, algo nada habitual en él. Ademas en ocasiones con graves lesiones como la de Fonsi Nieto, y eso sin mencionar la lamentable desgracia del jovencísimo Peter Lenz. Y lo peor de todo es que en la mayoría de los casos existe un claro culpable: el asfalto y los miles de baches que tiene el trazado. Un campeonato de primera debe tener circuitos de primera, y éste por mucho que esté en un escenario mítico para el motor, deja mucho que desear y pone en peligro a los pilotos.

Por si todo esto no fuera suficiente, encima los pilotos tuvieron que vérselas con el sofocante calor que hace por aquellos lares en esta época, llegando a los treinta y cinco grados en MotoGP. Desde luego, eso sí, sirvió para poner a prueba la condición física de los pilotos de manera extrema y pudimos ver a Jorge Lorenzo por ejemplo totalmente deshidratado, aunque ciertamente ninguno llegó al circuito cerrado para muchas alegrías. Otro que no lo pasó nada bien fue Dani Pedrosa, que a pesar de ganar machacando como suele, no pudo hidratarse durante toda la carrera y también se quejó (como todos) de las lamentables condiciones climatológicas y del asfalto.

Y enlazo con Dani lo último que quería destacar del fin de semana. Y es que una vez más, Pedrosa ha demostrado quién manda en el equipo Repsol Honda y por qué HRC confía ciegamente en él. Ciertamente, está haciendo su mejor temporada desde que está en MotoGP, al menos la más regular, y sólo un descomunal Jorge Lorenzo, que está en un estado de gracia impresionante, está impidiendo un mayor protagonismo de Dani.

Y mucho se ha hablado del fichaje de Casey Stoner y del cabreo que tiene Andrea Dovizioso porque se está viendo fuera del equipo oficialísimo de Honda para el año que viene. Quieren endosárselo a Fausto Gressini, con la promesa de que contará con todo el apoyo de fábrica, pero él, al igual que todos nosotros, sabe que poner un pie fuera del box de HRC, es perder la moto pata negra. Mucha gente ha querido enterrar a Dani y veían a Dovi con más posibilidades que él para ser el compañero de Stoner el año que viene. Ayer una nueva muestra más: casi veintidós segundos de ventaja le sacó a su compañero de equipo y ya son cincuenta y siete los que lo separan en la general. Por mucho que se vean fantasmas y manos negras por todas partes, al final los números hablan por sí solos.

Dani Pedrosa como vencedor

Para acabar, os voy a dejar con todas las impresiones del ganador de la carrera, y espero por el bien de todos que, ya que el campeonato está sentenciado, al menos podamos ver alguna carrera que nos haga volver a sentir porque amamos todos este deporte. Aunque claro, por muy aburrida que sea la carrera, ahí estaré yo como un clavo, podré quejarme más o menos de todo, pero siempre seré fiel a un Mundial que tanto he disfrutado desde pequeño.

Estoy muy contento con esta victoria, que realmente ha sido muy difícil de conseguir por el calor tan extremo. No he hecho una salida perfecta como otras veces, pero tampoco ha sido mala, me he colocado bien en las primeras curvas y me he mantenido cerca de los primeros. Mi ritmo era bueno hoy, y a pesar de que Spies rodaba muy rápido al frente, he conseguido atraparle y superarle. Estoy muy contento con las prestaciones de mi moto hoy; era rápida en las rectas y también funcionaba muy bien en el paso por las curvas.

Cuando me he situado al frente ha sido complicado mantenerse concentrado, y al final de la carrera me sentía realmente cansado. Estoy muy contento, porque el año pasado podía haber ganado, pero me caí, y esta vez me he podido resarcir. Este fin de semana, hemos visto muchas caídas y era fácil cometer un error en carrera –te sales un poco de la trazada y terminas por los suelos, especialmente al final de la carrera cuando los neumáticos están destrozados-. He superado la barrera de dos victorias por temporada, y eso también me alegra. Estamos haciendo un gran trabajo con el equipo, y espero seguir manteniendo este nivel el próximo fin de semana en Misano. Quiero dar las gracias al equipo y a todas las personas que me apoyan.

Fotos vía | Repsol Media Services, Honda Pro Racing
En Moto22 | Gran Premio de Indianápolis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos