Publicidad

Las alas sentenciadas
MotoGP

Las alas sentenciadas

Publicidad

Publicidad

Ya conocimos hace unos días que las alas que se estaban empezando a poner de moda en MotoGP tienen los días contados en Moto3 y en Moto2. Lo que no nos imaginábamos, o al menos yo no alcanzaba a imaginarlo, es que también tienen sus días contados en la categoría reina. Aunque es muy posible que no nos hayan contado toda la verdad sobre estos apéndices aerodinámicos y las consecuencias derivadas de su uso. Por suerte tenemos al alcance de la mano los artículos de Mat Oxley, que nos cuentan cosas que no se aprecian a simple vista.

Todos entendemos que esos apéndices aerodinámicos, las famosas aletas que montan las Ducati y alguna otra moto de la parrilla de la categoría reina, pueden ser “peligrosas” si en el fragor de una carrera llegan a enganchar alguna extremidad de un piloto rival. No hace falta irse muy lejos para recordar la puntería de Marc Márquez con el cable del sensor del control de tracción en la rueda trasera de Dani Pedrosa. Situación extraordinaria, pero que acabó con un piloto por los suelos de manera casi inexplicable.

Los motivos expuestos para la prohibición han sido los de casi siempre en los últimos años. El desarrollo de estos podría disparar los costes. Algo contra lo que Dorna y la FIM luchan denodadamente, aunque sin mucho éxito desde hace tiempo. Las palabras de Shuhei Nakamoto vienen a confirmarlo avaladas por su experiencia en la Fórmula 1 liderando el equipo de Honda hace unos cuantos años. Según el actual vicepresidente de Honda Racing Corporation un túnel de viento cuesta sobre los 150 millones de euros, coste que se tiene que amortizar manteniéndolo en marcha durante 24 horas siete días a la semana, lo que implica que hay que poner a trabajar al menos a diez personas en turnos de ocho horas. Efectivamente la cuenta final se dispara como una gaseosa bien agitada.

Pero una cosa que no han contado claramente es que hay algunos pilotos de la parrilla que se quejan de problemas con las turbulencias que dejan tras de si algunas de estas motos calzadas con alas. Ya en Phillip Island el año pasado Dani Pedrosa se quejó de que rodando tras las Ducati llegaba a perder la rueda delantera con el consiguiente peligro que esto supone rodando a 300 km/h. Claro que al piloto de HRC no pareció hacerle mucho caso nadie porque todos estábamos mirando lo que pasaba en otros puntos de la pista con otros pilotos.

Tras el turbulento fin de temporada 2015 llegó el inicio de esta temporada 2016 y mire usted por donde Bradley Smith también se ha quejado de las molestas turbulencias que sufrió rodando tras las Ducati en Catar. El piloto del Tech3 ha recordado que ya se quejó de esto en el GP de Aragón de 2015, pero de nuevo nadie le hizo caso. Ahora, y tras el comunicado que prohibía estos artilugios en las categorías pequeñas, se ha invitado a las marcas a que presenten en Assen las alternativas reglamentarias para solucionar el problema.

Andrea Iannone Test Catar 2016

La suerte es que no ha tenido que caerse ningún piloto ni hacerse daño para que los organizadores del Mundial de MotoGP se hayan dado cuenta de que esto puede acabar mal. Pero de aquí hasta el GP de Assen hay muchas carreras en las que aplicar la ley de Murphy que dice que si algo puede ir mal irá. Esperemos que no pase nada de aquí a entonces.

Si todo sigue su curso lógico veremos prohibidos estos apéndices aerodinámicos, como se prohibieron los carenados integrales en los años cincuenta, y se nos olvidará en un plazo de tiempo relativamente corto. Pero estoy seguro que las marcas seguirán experimentando en la aerodinámica de las motos por mucho dinero que cueste y por muy prohibido que esté. Los más veteranos recordamos aquellas Yamaha con colín en forma de tapa de Water que utilizó Tetsuya Harada en 250 cc que decían que reducía al mínimo el rebufo de la moto para evitar ofrecer ayuda a sus rivales en la pista. Algo parecido a lo que han dicho al presentar las alas de la Moto2 de Dominique Aegerter. Desconozco si en Moto2 alguien sufrió problemas rodando a su estela. Pero tras la prohibición ya no habrá manera de saber si afectan realmente o no a lo que sucede tras la moto.

Todo esto me lleva a pensar en cómo se comportan los legisladores en la Fórmula 1 y las maneras que están copiando los legisladores del Mundial de MotoGP. También me lleva a pensar que por una vez han actuado con celeridad, en las categorías pequeñas, y con tibieza en la categoría reina que es donde realmente se juega mucho dinero de grandes marcas. Lo que no me gusta es que se nos cuente unos motivos y con mirar con un poco de perspectiva descubramos que hay más cosas que no han llegado a contarnos para tener una visión completa de lo que estaba pasando en la pista con estos apéndices.

Lo que si que tengo claro es que si siguen a este ritmo el reglamento del mundial va a contener tantas prohibiciones que la definición de una carrera con motos de igual cilindrada que se utilizaba al principio parece ya una broma.

Vía | Motorsportmagazine
Fotos vía | Ducati Corse

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios