¡Sorprendente! Este motor funciona sin aceite, pesa sólo 10 kg y puede aplicarse en vehículos híbridos

¡Sorprendente! Este motor funciona sin aceite, pesa sólo 10 kg y puede aplicarse en vehículos híbridos
3 comentarios

Desde que Nikolaus August Otto inventase el motor a combustión de cuatro tiempos con carga comprimida en 1876, su evolución ha sido constante hasta nuestros días. Muchos han intentado mejorarlo cambiando el diseño de sus cámaras, la entrada de gasolina o su propia estructura interna con diferentes resultados. Pero el caso de hoy es un giro de tuerca más. Se trata de un motor que no necesita aceite y que sólo pesa 10 kilogramos.

El inventor de este curioso motor se trata de una empresa israelí llamada Aquarius Engines y lleva trabajando en este proyecto desde 2014, llegando ahora a la última etapa de su desarrollo. El Aquarius Two Sided Free Piston Linear Engine (FPLE) como se le ha denominado, se trata de un motor de hidrógeno de combustión interna lineal que utiliza las fuerzas opuestas para generar movimiento a través de un sistema de "pistones libres", creando una enorme cantidad de potencia en un espacio reducido. En un principio se utilizará como motor auxiliar de vehículos eléctricos/hidrógeno aunque los ingenieros de la marca aseguran que puede utilizarse en vehículos por sí solos.

Se crea a partir de 20 piezas

Aquarius Engines

Este pequeño motor de apenas 10 kilogramos cuenta con un funcionamiento único que trataremos de explicar para que se entienda. El propulsor en sí cuenta con un un pistón montado sobre un eje rígido que se desplaza lateralmente. Este movimiento se consigue gracias a la combustión interna generada en las dos cámaras que tiene a los laterales.

Dos cámaras que no cuentan con válvulas ya que estas han sido sustituidas por dos puertos situados en el propio eje del pistón. Los inyectores están colocados cada uno en una cámara de combustión y se encargan de inyectar el combustible en el momento preciso. Lo mejor de todo es que no necesita una lubricación por aceite ya que el conjunto emplea un recubrimiento de grafito en el pistón y en el cilindro, lo que evita la quema "parásita" de hidrocarburos, reduciendo así las emisiones contaminantes del motor.

Motor 4

En un principio este motor iba a funcionar a gasolina pero tras unos meses de investigación se dieron cuenta que podía trabajar con cualquier tipo de combustible, convirtiéndolo de esta manera a un motor a hidrógeno. El propulsor por si solo es capaz de generar hasta 100 CV de potencia con un solo modulo, aunque si se une como en un generador la potencia puede elevarse bastantes caballos. Pero si algo llama la atención es su construcción ya que sólo utiliza 20 piezas para formarse.

La ausencia de lubricación trae consigo otra ventaja, y es la de hacer que los periodos de mantenimiento se alarguen en el tiempo y no sean muy costosos. Según la empresa, el motor puede funcionar perfectamente durante 10.000 horas lo que tomando como referencia el uso promedio de un vehículo híbrido, equivaldría a uno 80 mil kilómetros.

Empresas como Nokia ya se han apuntado a su uso pese a que el desarrollo final sigue en proceso. Una vez finalizado, la empresa Israelí espera que su aplicación llegue a todo el mundo ya sea como generador auxiliar, como motor principal o como base.

Las posibilidades de aplicación son infinitas aunque se nos antoja algo difícil que un proyecto así llegase a aplicarse en una moto. No obstante tiene numerosas ventajas y sobre todo un peso de lo más reducido que beneficiaría su implementación. Quizás un montaje tipo bóxer como el que utilizan las BMW sería el más correcto. Sólo el tiempo nos dirá si este motor se convierte en la revolución industrial del siglo XXI.

En Motorpasión | La Triumph Street Scrambler se actualiza al mismo precio: motor Euro5 con 65 CV, mejores acabados y edición especial Sandstorm | Fabio Quartararo arrasa en Silverstone, Álex Rins vuelve al podio y Aprilia se estrena en MotoGP

Temas
Inicio