Publicidad

Fernando Alonso es el último ejemplo de la vulnerabilidad de los ciclistas y los riesgos de los accidentes de bicicleta

Fernando Alonso es el último ejemplo de la vulnerabilidad de los ciclistas y los riesgos de los accidentes de bicicleta
9 comentarios
HOY SE HABLA DE

Que los ciclistas y los motoristas son posiblemente los colectivos más vulnerables de las carreteras es una realidad. Un sinfín de accidentes, normalmente con otros conductores, dejan clara la situación y en uno de los más recientes ha estado involucrado Fernando Alonso.

Algunos daños en la cara y en la mandíbula tras golpearse mientras entrenaba con su bicicleta son solo unas secuelas menores de lo que podría haberle ocurrido al asturiano. Hablamos de estos vehículos tan desprotegidos.

Las bicicletas están desprotegidas en la carretera

Fernando Alonso

Como moteros es relativamente fácil ponernos en la piel de los ciclistas, que tienen todavía menos protección del vehículo en sí y asumen todos los posibles golpes con su cuerpo. Esto sin entrar a valorar si la normativa vigente es la adecuada y sabiendo que en algunas ocasiones los usuarios de la bicicleta no respetan la ley de seguridad vial y se ponen en riesgo a ellos mismos y a otros conductores.

Pero la realidad es que en la mayoría de la ocasiones son los peor parados en caso de accidente, siempre hablando de daños físicos. Lo hemos visto en el accidente que ha tenido Fernando Alonso en Lugano, quien se ha dañado la mandíbula y ha perdida algún diente al verse involucrado en un accidente con un coche que supuestamente se le cruzó.

Mientras se esclarecen los hechos, cabe recordar que en 2015 también se hizo público el accidente de Max Biaggi, que no pudo correr la prueba de Catar del mundial de Superbikes de aquel año tras caerse mientras practicaba mountain bike en Montecarlo. Peor suerte corrió Nicky Hayden, fallecido como resultado del atropello de un coche a 50 km/h. Según las autoridades, el estadounidense se habría saltado un stop y llevaba auriculares.

Kymco E Movilidad 2

Y son muchos los casos de accidentes entre coches y bicicletas que se dan con frecuencia, sea culpa de unos u otros, por lo que está claro que es necesaria un concienciación y un respeto mutuo que favorezca la convivencia en las carreteras de todos los colectivos.

Los ciclistas deben respetar las normas comunes a la vía, por supuesto, y los motoristas y el resto de conductores deben adelantar respetando los 1,5 metros de separación y saber que en ciertas situaciones los usuarios de bici tienen permitido circular en paralelo, algo que muchos ciudadanos desconocen y que provoca quejas y altercados en algunas ocasiones.

Además, accidentes como estos son los que deberían alertar a ciclistas y moteros de la importancia de llevar la mayor cantidad de protecciones posibles, el casco incluso sin ser obligatorio para la bicicleta.

En Motorpasión Moto | "El Dakar debe ser aventura, para correr está la Fórmula 1": Hablamos con Javi Vega tras acabar 47º en motos, sin asistencia y con el esternón roto | Tito Rabat y el eterno debate sobre el nivel de un piloto de MotoGP respecto a los de Superbikes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio