Compartir
Publicidad

BMW ante la encrucijada

BMW ante la encrucijada
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

En BMW se están planteando dejar de evolucionar el motor que es su insignia desde 1923, el Bóxer bicilindrico. El problema les ha surgido al intentar modernizarlo un poco más e incluirle refrigeración liquida, para poder seguir compitiendo en el mercado de las deportivas. El actual motor 1200 parece estar muy cerca del límite de sus prestaciones y alguien pensó; Pues le ponemos refrigeración liquida y podemos seguir estrujándolo.

Pero al empezar a diseñarlo tropezaron con un problema que ya presentaban los motores Bóxer, su ancho. En este caso un motor DOHC (doble árbol de levas en cabeza) ya tiene una culata relativamente alta, y al incluirle camisas para la refrigeración liquida han obtenido un motor que no permite inclinar la moto sin arrastrar las culatas por el asfalto.

bmw_r1200s.jpg
BMW siempre ha sido fiel al diseño del Bóxer, y aun teniendo motores de tres, cuatro o un solo cilindro también en la gama, con muchas mejores prestaciones, nunca han abandonado la insignia de su marca.

Ahora, con la llegada del twin paralelo que propulsa las F 850 800 parece que han descubierto una línea a seguir con mucho futuro. Pero que no cunda el pánico, BMW suele tardar una media de tres o cuatro años hasta que toma una decisión sobre sus modelos, así que todavía seguirán en el mercado las bóxer por una buena temporada.

Vía | Raptorsandrockets.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos