Compartir
Publicidad
Publicidad

Wunderlich Curare, te dejará paralizado

Wunderlich Curare, te dejará paralizado
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacía tiempo que no os traía una de esas motos que tanto me gustan, ya sean prototipos o modificaciones extrañas de vehículos existentes. Wunderlich es un preparador del que ya os traje una especial BMW K1200R denominada Wunderlich Caranguejeira. De las mismas selvas brasileñas llega esta Wunderlich Curare, con la que te quedarás paralizado.

Paralizado porque su nombre incluye el veneno curare, utilizado desde hace muchos años por las tribus amazónicas para cazar a sus presas. Este veneno paralizante inmoviliza totalmente a la víctima, que muere por asfixia al no poder continuar respirando. Si se te ha cortado la respiración con la foto de portada, también habrás sido aguijoneado por la cerbatana certera de Wunderlich y su especial BMW S1000RR.

Wunderlich Curare

Lo que más me ha llamado la atención es la decoración que innegablemente nos recuerda a los Porsche con la decoración GULF de las 24 horas de Le Mans y que en la BMW S1000RR queda muy pero que muy bonita.

Wunderlich también le ha metido mano, poniéndola a dieta mediante fibra de carbono y un escape en titanio aligerado con el que también se incrementa la potencia. El manillar es más ancho, plano y abierto, montado sobre un puente de nueva fabricación y que consigue una postura más relajada. La cúpula también es de nuevo diseño, tipo doble burbuja para una mayor protección aerodinámica.

Siguiendo con el aumento del confort (parece como si la hubiesen querido civilizar), lleva un nuevo asiento antideslizante con relleno de entre dos y cuatro centímetros, dependiendo de nuestras necesidades. ¿Y por qué el 25 en el dorsal? Pues porque hace 25 años que Wunderlich se puso en marcha.

Wunderlich Curare

Vía | Wunderlich
En Moto22 | BMW K1200R Wunderlich Caranguejeira, la arácnida alemana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos