Compartir
Publicidad
Publicidad

Probando, probando, esta vez en el circuito de Cartagena (1)

Probando, probando, esta vez en el circuito de Cartagena (1)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya os avisé en Yamaha Weekends Street que este fin de semana montaban los concesionarios Dandy Motos de Cartagena y Alicante Motor unas jornadas de demostración de la Gama Street de Yamaha en el circuito de Cartagena. Yo conozco el circuito de otras veces que he estado a mis amigos Pepe y El Mizter en las carreras de RD y las MAC 90, pero nunca había tenido la oportunidad de rodar en la pista. Y he de reconoceros que me moría de ganas por catar eso de rodar en circuito, mas que nada porque cuando tenía motos grandes lo de las rodadas no era tan habitual y se salía de precio, y ahora las motos que hay en mi parking no tienen nada que ver con las carreras.

Cuando me enteré del evento me apunté rápidamente a probar una MT-03, que está muy alta en la lista de mis motos futuribles, y también le eché un ojo a la novísima YZF 125 R, dejando un poco de lado las Fazer 600 en sus versiones naked y semi carenada, la Fazer Z1, y otros auténticos aviones que estaban disponibles para probar. Mi idea era empezar por las motos mas asequibles para el público general y si me daba tiempo pegarles una calada a las motos mas gordas. Al final solo he podido probar las dos primeras, más que nada porque había muchísima gente inscrita, y porque las dos veces que he entrado en el circuito me he quedado para el arrastre. Tendré que ponerme las pilas y mejorar la forma física, porque si no me espera un futuro muy duro como probador.

Después de recogernos a mi amigo Adrián Llinares, su novia Pitu y a mi mismo en la puerta del concesionario de Alicante, el autobús nos llevó al circuito donde ya nos esperaba la gente del concesionario de Cartagena rodando por la pista. Tras los necesarios formularios del seguro y todo el papeleo nos hemos puesto en la cola de gente que esperaba en la puerta del box para darnos acceso al otro lado, el territorio del pit lane. He de agradecer a Lidia Rodríguez su gran diligencia a la hora de organizarnos a los que nos agolpábamos ansiosos por pillar moto. Toda una experta que nos ha sabido mantener a ralla a todos sin admitir ni un pero por nuestra parte. De ahí hemos pasado al box, donde nos han dado los petos identificativos y de ahí por fin al pit lane, donde nos esperaban las motos y Joaquín de Motos Dandy para darnos una pequeña charla. Por allí también pululaban los chicos de Alicante Motor, pero como el peso de la organización caía en los de Cartagena estos permanecían en un discreto segundo plano atentos a lo que hiciera falta.

La charla de Joaquín estaba encaminada a bajarnos las ínfulas competitivas de los que allí estábamos, junto con una somera explicación del circuito, sobre todo haciendo hincapié en las curvas más comprometidas y algunas peculiaridades de estas. Lo que no me imaginaba yo es que un poco mas tarde me iba a ver en una de esas curvas sin saber que hacer. De ahí a las motos, a ver quien extraía mejores conclusiones y sensaciones de las disponibles. Deciros que solo nos dejaban dar tres vueltas al circuito, la primera para hacernos con los mandos de la moto, la segunda para recabar sensaciones y la última para extraer conclusiones. Siempre siguiendo a un piloto experimentado en el circuito, con la máxima de no adelantarnos ni agobiarnos e intentar tomárnoslo con calma.

Mi primera opción era una MT-03, monocilindrica de 650 cc y 48 CV a 6250 rpm. Como ya os he dicho es una moto que me atrae mucho por su línea y el estilo que tiene. La moto me la ha dejado calentita Adrián que ha salido en la tanda anterior a la mía, y sin casi tiempo para darme cuenta hemos enfilado la salida de boxes al circuito. Creo que la sonrisa me daba la vuelta al casco, después de muchos años aisitiendo al circuito por fin conseguía pisar la pista por el lado de fuera del muro. Por desgracia la sonrisa no me ha durado mucho, porque en la primera curva a derechas me he tenido que poner las pilas para no perder la referencia del piloto que iba delante de mí.

Pero solo he conseguido seguirlo hasta la primera curva ciega, donde me he distanciado de la referencia y me he quedado en medio de una curva sin recordar para donde diablos iba, si derecha o izquierda. La suerte es que el pánico solo ha durado unos instantes, porque enseguida he coronado el repecho y he divisado por donde seguía el circuito. A partir de ahí he ido bastante despistado, intentando recordar todos los consejos que me habían dado en la charla antes de entrar al circuito y los comentarios que me habían hecho mis amigos sobre las peculiaridades de Cartagena.

Mañana os acabaré de contar lo que dio de si la mañana de pruebas, que es mucho. De momento os tendréis que conformar con las fotos que hizo Pitu, todo un hallazgo de fotógrafa

En Moto 22 | Yamaha Weekends Street; Un día de campo con Yamaha; Yamaha Weekends Off Road

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos