La Tower Trike es un triciclo yanqui de cinco toneladas con los Diez Mandamientos y una cruz para sepultar coches

La Tower Trike es un triciclo yanqui de cinco toneladas con los Diez Mandamientos y una cruz para sepultar coches
Sin comentarios

Dicen que los moteros desarrollamos un sexto sentido cuando vamos encima de la moto, y que tiene mucho que ver con evitar todo tipo de males: accidentes, conductores despistados... Bueno, y cualquier otro tipo de incidente.

Otros, cansados de las vulnerabilidades que sufrimos el colectivo motero, deciden crearse una moto indestructible que nunca pierda los 'combates' contra los coches. Y así nacieron los Tower Trike, diabólicos y enormes triciclos de hasta cinco toneladas. O eso dicen sus creadores, yanquis, por supuesto.

El Tower Trike es una mole de casi 100.000 dólares

Towertrike 1 2024

Jim Gesto es un motero americano que, cansado de estar todo el día expuesto con su moto en la carretera, decidió vencer a lo que él consideraba su enemigo número uno en carretera: los coches. Gesto tiene razón, y los motoristas estamos vendidos cuando hablamos de accidentes.

Así que ni corto ni perezoso, se puso manos a la obra para construir una moto indestructible, casi literalmente. Este arma de destrucción masiva se llamó Tower Trike, y el objetivo era irse al otro extremo para construir un triciclo tan grande que nadie podría atropellarlo a menos que fuese un tren.

Towertrike 2 2024

Así nacieron los Tower Trikes. "Construyo todo en exceso", dice su creador, como si no nos hubiésemos dado cuenta de lo portentoso de su mole de más de cinco toneladas.

Es lo más parecido a un camión, o un autobús, o un tractor... No sabemos bien. Pero equipa un chasis tubular con asientos con suspensión neumático, cinturones y hasta un parabrisas de acero. Y casi que te tienes que subir con una escalera, porque mide 2,5 metros de alto (por 2,6 de ancho y 5,6 de largo).

Towertrike 4 2024

Espera a conocer el motor, que es casi todavía más bestia. Un bloque diésel V6 de 9 litros, turbo y dos tiempos que rinde la friolera de 355 CV de potencia, y transmisión automática de cuatro velocidades. Sus 208 litros de depósito dan para un viaje largo y cómodo a 160 kilómetros por hora, como máximo. Y si te apetece remolcar un tráiler, adelante, porque sujeta hasta nueve toneladas.

Este devoto religioso entrega cada Tower Trike con los Diez Mandamientos impresos y la cruz de Cristo colgada en cada Tower Trike, curioso. "Si a alguien no le gustan, puede cortarlos", dice el comprometido y piadoso yanqui originario de Indiana.

Lo que en 2018 empezó como un proyecto de aficionados custom empezó a rodar poco a poco, y los pedidos fueron llegando en masa. Ahora no es raro encontrarse con alguno de estos surcando la ruta 66, o las profundidades rurales de EE.UU.

Un vehículo de lujo. Los Tower Trike no son precisamente económicos. Esta mole yanqui cuesta 90.000 dólares, aunque su personalidad... No se puede comprar, definitivamente.

Temas
Inicio