Compartir
Publicidad

RAD to HELL, lo más cercano al infierno de Ducati

RAD to HELL, lo más cercano al infierno de Ducati
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuenta la leyenda que existen magos capaces de hacer realidad el más difíciles de los sueños. Magos poderosos que se reúnen regularmente en su fortaleza de los alrededores de Madrid. Una fortaleza que cada vez que suelta las cadenas del portón y dejan salir la última de sus criaturas hace que la población queda perpleja, maravillada y fascinada ante una mezcla de maldad, belleza y pasión que no saben bien como digerir… Mágicas criaturas nacidas para el regocijo de sus creadores y el disfrute del atrevido caballero que pueda domarla.

Sin embargo, al tiempo que el caballero Don Pedrosa volvía a su trono en Germania, los Magos dejaron salir una bestia portadora del don de llevarte al infierno si así lo desearas. Nunca nadie se atrevió a comprobarlo y siglo tras siglo llegó a nuestros días…”

RAD to HELL“ se llamaba. Es la última creación de los genios residentes en Madrid de Radical Ducati. Una moto que vuelve a demostrar que cuando trabajas en aquello que amas nunca más vuelves a trabajar. ¿Cómo sino podría alguien dedicarse a algo con semejante resultado? No sé a vosotros pero a mí, modelo tras modelo, han conseguido mal-acostumbrarme esperando siempre una genialidad por su parte cada vez que oigo que están trabajando en algo nuevo. Sin cambiar lo más mínimo sus señas de identidad han vuelto a dar en la tecla.

RAD to HELL de cara

Utilizando la base de la Ducati RAD02 se han sacado un modelo retro pero mecánicamente actual. No obstante, es un bello conjunto de partes de distintas piezas Ducati convenientemente montadas, modificadas y ensambladas para dar forma a un bello monstruo. La parte ciclo de S2R 1000 –desde chasis a ruedas y horquilla delantera– asegura la satisfacción de los pilotos más expertos y exigentes. El motor, de unos 95cv en origen, ha sido también preparado por RAD y promete sorprender a cualquiera que tenga el valor de enroscar el puño del gas para escuchar el grujido del escape artesano diseñado por ellos mismos y llevado a cabo por Wolfman. Si un modelo fabricado bajo pedido personal no es lo suficientemente exclusivo ya, en Madrid se han molestado en cubrirlo de fibra de carbono y colocar un amortiguador trasero Öhlins.

Detalle del escape hecho por Wolfman

Viendo su trabajo o la última joya de MV Agusta, ya no habrá nadie que me pueda negar que la mecánica es un arte. Y en este caso, seguro que no viene nadie diciendo que “eso lo ha construido un niño pequeño”.

Vía | Radical Ducati

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio