Publicidad

Los dioses de la velocidad están contentos

Los dioses de la velocidad están contentos
7 comentarios

Corría la década de los 50 del siglo pasado y los entusiastas se reunían en la laguna salada de Bonneville para poner al máximo sus monturas y probarse a si mismos mientras los dioses d ela velocidad les otorgaban el don de ir cada vez más rápido y cuidaban de que aquellos "locos" por la velocidad saliesen lo más ilesos posible cuando sufrían un accidente.

Aunque en aquella época, si además de encomendarte a los dioses de la velocidad montabas una Triumph el éxito estaba un poco más cerca. Durante aquellos años los motores británicos encadenaron un buen montón de récords hasta llegar a rodar a la espeluznante velocidad de 345,06 km/h con el Texas Cee-Gar. Un Streamliner que utilizaba el motor Triumph Thunderbird de 650cc y 100 CV alimentado con metanol al 60%. Aquella moto medía 4,57 metros de largo y solamente 57 cm de ancho, fue construida por J.H. “Stormy” Mangham y por Jack Wilson, aviador el primero y preparador de motos además de concesionario de la zona de Fort Worth el segundo. Y pilotada a esas velocidades de infarto por Johnny Allen.

Triumph Bonneville T214 2015 05

Para celebrar aquellos éxitos, y mientras el Castrol Rocket se pone en forma y nos mantiene en ascuas hasta 2015 para realizar su asalto al récord mundial de velocidad. Recordemos que este año no se ha podido correr en Bonneville por culpa de las lluvias que inundaron el lago durante muchas semanas. Decía que mientras tanto, desde Triumph nos ofrecen la Triumph Bonneville T-214 Land Speed 2015.

Un modelo especial del que solamente se van a fabricar 1.000 unidades que saldrán convenientemente numeradas y que ya está disponible en los concesionarios españoles. El color rememora la decoración del Texas Cee-Gar, usando azul Caspian y blanco Puro aplicados a mano y complementados con detalles ajedrezados en rojo y blanco como la moto de 1956. En el guardabarros delantero encontramos la estrella solitaria de la bandera tejana sobre el azul. Igual que en el Streamliner original.

Triumph Bonneville T214 2015

El guardabarros trasero ha sido recortado y las llantas, junto con el manillar y los muelles de la suspensión pintados en color negro le dan una imagen auténtica que encaja perfectamente con las costuras del asiento en rojo y el faro un poco más pequeño que el original. Por descontado que tu Triumph Bonneville T-214 Land Speed 2015 viene con un certificado de autenticidad y su precio es de 10.595 euros (que incluyen cuatro años de garantía). Y si quieres ir a juego con tu moto, podrás también elegir entre las muchas prendas que componen el catálogo Speed Record de Triumph.

Vía | Triumph En Motprpasión Moto | Salón de Colonia 2014: nuevas ediciones especiales para la gama clásica de Triumph

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios