Compartir
Publicidad

Classic & Legends 2014, un fin de semana de motos de leyenda

Classic & Legends 2014, un fin de semana de motos de leyenda
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado fin de semana se celebró el Classic & Legends en el Circuit de la Comunitat Valenciana. Y con la referencia de haber cubierto unos cuantos días de Ricardo Tormo no podía dejar pasar la oportunidad de pasar un día en Cheste rodeado de motos clásicas de competición. Además, estaba el aliciente de que el mítico Freddie Spencer estaría en el circuito y podría verlo rodando con las motos con las que escribió parte de la historia del motociclismo mundial.

¿Quién da más? Allí que me fui con la cámara con las pilas bien cargadas y una tarjeta de memoria vacía para rellenarla con detalles de un evento tan especial. La pena es que la exposición que iba a montar mi amigo Dani Monzón se canceló a última hora. Ponte bien pronto Dani, que todavía nos quedan eventos que ver en Valencia.

Paddock en Classic & Legends 2014

Nada más llegar al circuito se notaba que este cambio de fechas y la reorganización del evento han sido para mejor. Había mucho más público y se veía un paddock con mucha más diversidad que en las últimas ediciones del día de Ricardo Tormo. Paseando por allí podías encontrarte desde un grupo de Guzzis de los años sesenta (los míticos guciolos) compartiendo espacio con un tenderete ocupado por jeep del ejército, algún sidecar o un poco más allá un grupo de Mustang aparcados al lado de un tenderete con un una Harley-Davidson de competición que estaba a la venta.

En un box te podías encontrar antiguos coches de fórmulas de promoción y en el de al lado encontrabas la Bultaco caza récords junto a una Norton 500 de GP o las cincuenta y ochenta centímetros cúbicos con las que los Áspar, Tormo, Nieto o Herrero (Champi) ganaban domingo sí, domingo también en los circuitos del mundial. Pero lo más apetecible estaba preparado en la parte del pit lane, una nutridisima exposición de motos de gran premio que no tienen nada que envidiarle a eventos con mucho más tiempo en el calendario. Junto a una Paton 500 encontrabas una Benelli de la época de Jarno Saarinen y Renzo Pasolini, y al lado una Ducati Desmosedici como la que utilizó Troy Bayliss para dar una clase magistral en el mismo Cheste hace unas temporadas y que lucía el dorsal de Loris Capirossi.

Benelli y Ducati en Classic & Legends 2014

Si seguías caminando te encontrabas con una Gilera cuatro cilindros, o una MV Agusta tricilíndrica compartiendo espacio con la Cagiva que pilotó John Kozinski en el mundial o un par de TZR rotuladas con el nombre de Joan Garriga en el carenado. En la otra dirección te encontrabas con el box que ocupaban los sides, y a mitad camino, como el que no quiere la cosa te encontrabas a Freddie Spencer tras una nube de aficionados y cámaras atendiendo a todo el mundo sin perder la compostura, y la sonrisa, en ningún momento.

Tal era la cantidad de gente que se congregaba en ese box, que acercarse a darle un apretón de manos y hacerse una foto era cuestión de paciencia. Así que lo de cruzar algo más que unas palabras de admiración con él era misión imposible. La suerte es que en el momento de la inauguración de la sala Paco González, en la zona más noble del circuito, si que pude preguntarle dos cosas con más tranquilidad y quedar en que nos daría una entrevista para Motorpasión Moto en cuanto tenga un hueco libre en su apretada agenda.

Freddie Spencer en Classic & Legends 2014

Aunque con alguien así, basta y sobra verlo rodando por el circuito sobre las motos que le llevaron a lo más alto del mundial de los años ochenta. Su rutina en las tandas en las que salía al circuito era rodar unas vueltas con la Honda NS 500, y más o menos a la mitad del tiempo asignado, entraba a cambiarla por la Honda NSR 250. A pesar de no poder verlo de cerca porque este año estaba muy restringido el acceso a las zonas de fotógrafos, bastaba verlo llegar al final de la recta de Cheste, levantar el cuerpo para frenar y tirar la moto en esa primera curva. El estilo no se pierde con los años.

Si el próximo año tenéis oportunidad de asistir al Classic & Legends yo no me lo pensaría dos veces. Oír en persona una Honda NS 500, que quema Castrol 747 al 3% (confesado por su mecánico), una Triumph Trident o una MV Agusta tricilíndrica no tiene precio. Y ver por el paddock de Cheste una mezcla ten heterogénea de vehículos es tal disfrute que seguro que está catalogado como pecado. A continuación os dejo la galería de fotos. Yo voy a pedir que para el año que viene traigan a Kevin Schwantz, a ver si así completo mi galería de fotos personales con pilotos de leyenda.

En Motorpasión Moto | Classic & Legends en el Circuit de Valencia, 1 y 2 de marzo 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos