Publicidad

40 años de la muerte de Jarno Saarinen y Renzo Pasolini

40 años de la muerte de Jarno Saarinen y Renzo Pasolini
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy, a las 15:17 h, se cumplen 40 años del desgraciado accidente que sucedió en el circuito de Monza el 20 de mayo de 1973. Aquel día en la carrera de 250 cc murieron dos pilotos y otros 14 quedaron heridos de diferente consideración. Entre estos lesionados estaba el español Víctor Palomo. Los dos pilotos muertos en el accidente de Monza fueron Jarno Saarinen y Renzo Pasolini, pilotos punteros de la época que poco pudieron hacer para evitar morir en la pista italiana.

Durante muchos años se ha hablado de que el accidente de Monza fue provocado por una mancha de aceite vertida por la Benelli 350 de Walter Villa en la carrera previa. Pero según parece en el accidente intervinieron varios agentes externos a la carrera. Porque además del estado de la pista, su propia configuración, un problema de motor en la Harley Davidson de Renzo Pasolini pudo ser determinante.

Jarno Saarinen tenía 27 años, era el vigente campeón de 250 cc y se empezaba a postular como el hombre que podría destronar a Giacomo Agostini y su MV Agusta en 500 cc. Renzo Pasolini, con 34 años también era un piloto laureado, contando en su casillero con un segundo puesto en el mundial de 250 de 1972 y un tercero en el mundial de 350 cc.

La temporada de 1973 se presentaba muy interesante, ya que en las primeras carreras Jarno Saarinen dominó con mano de hierro. Incluso en 500 cc se permitió el lujo de ganar a Giacomo Agostini, que se fue al suelo en la primera carrera al intentar seguir al finlandés. Renzo Pasolini llegaba un poco más necesitado de puntos a Monza, ya que en las dos carreras anteriores no había puntuado por problemas mecánicos.

Factores decisivos, el estado de la pista y un problema mecánico
En la carrera de 350 cc Renzo Pasolini tuvo que retirarse por culpa de un gripaje de su Harley Davidson. Dejando la victoria en manos de Giacomo Agostini y la MV Agusta. La carrera de 250 cc era la siguiente y tras darse la salida el pelotón rodaba muy junto. La prensa italiana de la época aseguró que el problema causante del accidente fue la mancha de aceite que había en la pista, aunque la organización de la carrera insistió que el accidente fue por culpa de un problema mecánico en la Harley Davidson 250 cc de Renzo Pasolini.

El grueso de pilotos acometió el “curvone” a poco más de un kilómetro de la línea de salida. En ese momento la moto de Renzo Pasolini podría haber gripado, y aunque el piloto tuvo tiempo de coger el embrague no pudo evitar que Saarinen lo golpease y ambos se fueran al suelo. La fatalidad quiso que esa curva no contase con ninguna escapatoria y estuviese bordeada por un guardarrail protegido por balas de paja. Ambos pilotos y sus motos rebotaron y volvieron a la pista, punto en el que fueron atropellados por otros pilotos que venían detrás y no pudieron evitarlos.

En la tribuna principal la gente sólo vio que llegaba un piloto a la meta, seguido a mucha distancia por otro que había salvado la caída por poco. Del otro lado del circuito (en contradirección) llegaron dos pilotos en la misma moto, con la noticia del horror del accidente y diciendo que Saarinen y Pasolini estaban muertos en medio de la pista. En la época no había la cobertura mediática que vemos ahora, y las únicas fotos disponibles son las que tomó el fotógrafo Vilker Rauch, que empiezan la serie ya con Renzo Pasolini en el suelo y Jarno Saarinen volando antes de la caída.

Yamaha tardaría años en volver a la categoría de forma oficial
El 2 de junio Yamaha anunciaba que abandonaba el mundial. La marca japonesa tardaría muchos años en volver, a pesar de que sus motos en manos de pilotos privados siguieron al pie del cañón. Curiosamente en los años sucesivos las Harley Davidson dominaron la categoría en manos de Walter Villa. Y dicen las malas lenguas que este dominio fue fruto del minucioso estudio que realizó un ingeniero independiente sobre las motos implicadas en el accidente. Este ingeniero concluyó que la moto de Pasolini efectivamente sufrió un gripaje, pero también revisó las Yamaha de Saarinen e Ideo Kanaya y sus secretos pudieron acabar en manos de la competencia.

La tragedia fue tan grande que conmocionó el mundial durante mucho tiempo. Y eso que en aquellos años no era nada raro que un piloto muriese en carrera, recordemos que en esa época todavía se corría el TT de la Isla de Man como prueba mundialista o en circuitos como el de Imatra u Opatija. Monza no volvió a entrar en el calendario mundialista hasta 1981. Y la leyenda de Jarno Saarinen y Renzo Pasolini quedó para siempre en la historia del Mundial.

Gracias a Albi, podemos añadir este vídeo de la RAI Tre sobre Renzo Pasolini y la Tragedia de Monza.

Vía | The TZ350 and 250 website; Historias del Paddock por J. P. de la Torre Vídeo vía Youtube | Antti Kalhola; Motorsport retro En Motorpasión Moto | 35 años sin Jarno Saarinen ni Renzo Pasolini

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir