Schuberth SR1, prueba: características y curiosidades

Síguenos

Schuberth SR1

Muchos ya lo conocéis porque no hace mucho hablamos de él cuando os contábamos cómo se personalizaba un casco, pero hoy vamos a poner a prueba el Schuberth SR1, un casco que podríamos denominar poco común y que contempla un montón de tecnología a su interior y varios detalles curiosos. En este primer capítulo nos vamos a centrar precisamente en eso, en ver todas las posibilidades que nos ofrece el casco para mañana, analizarlo en profundidad durante su uso.

Schuberth SR1, datos técnicos

Schuberth SR1

El Schuberth SR1 se encuentra en lo alto de la gama de integrales de la marca alemana. En él han aplicado toda la tecnología que han ido acumulando de su experiencia en carrera y en el cual ha colaborado durante su desarrollo Michael Schumacher por lo que mucha de sus novedades han venido directamente de la Fórmula 1.

Todo el diseño del casco ha sido optimizado en el propio túnel de viento que posee Schuberth, en búsqueda de una buena aerodinámica. La calota exterior está realizada en carbono y una fibra que denominan S.T.R.O.N.G., una matriz duroplástica especial reforzada con fibra de vidrio. La capa de carbono intenta que el peso total del casco se mantenga relativamente bajo.

Aunque el Schuberth SR1 tampoco es que pueda presumir de un peso demasiado bajo ya que en su talla media, arroja 1.350 gr en la báscula y se va hasta los 1.450 gr si tenemos una cabeza XL, de esas que si nos tuviesen que hacer un gorro de paja, los burros iban a tener que comer chocolate.

Schuberth SR1

En la calota interior, encontramos una espuma especial denominada EPS. Sobre ella se sitúa el acolchado o forro, realizado en tejido Coolmax, desmontable, lavable y con tejidos antialergénicos y antibacterianos. Llama la atención la parte de atrás del acolchado ya que llevan un tratamiento especial reflectante que hace muy visible el casco desde atrás, sobre todo por la noche.

El cierre, como no podía ser de otra forma es de tipo Doble D. El sobrante de la correa de enganche queda sujetada mediante un corchete para evitar que nos golpee.

La visera es de 2,5 mm de grosor de media. Se ha trabajado mucho el tema de la visión hasta tal punto que el espesor varía de tal forma que no hay ninguna distorsión. Gracias a ello, su clasificación óptica es la más alta: clase 1.

En el exterior lleva un tratamiento especial anti rayas mientras que por dentro, ha sido tratada para evitar el empañamiento. Por si fuera poco, el pinlock viene de serie con el Schuberth SR1, disminuyendo las posibilidades de que se nos forme vaho de ningún tipo.

Schuberth SR1

Por supuesto la pantalla es desmontable sin ningún tipo de herramientas y de una forma muy fácil: tan solo hay que pulsar el botón lateral y subir completamente la visera. El montaje es igual de sencillo y tras encajar la pantalla en la carrilera, al bajarla ya se coloca en su posición.

Schuberth SR1

Cuenta en el exterior con un sistema de bloqueo en posición cerrada que a la vez hace las veces de tope en ciudad, para poder cerrar la visera pero que quede unos milímetros abierta y evitando el empañamiento y permitiendo el intercambio de aire interior. El casco viene de serie con una visera transparente.

Schuberth SR1, tecnología

Schuberth SR1

Lo primero que llama la atención del Schuberth SR1 es su forma, son sendas crestas, el alerón posterior y una mentonera bastante adelantada. Todo es fruto de la aerodinámica que confieren al casco algo muy importante: una tendencia ascensional de cero.

¿Y qué es la tendencia ascensional? Pues esa fuerza invisible que a cierta velocidad, empieza a tirar del casco hacia arriba y con ello, de nuestra cabeza. Para evitarlo, ha sido probado hasta 200 km/h y además de este detalle, también se ha buscado una buena estabilidad direccional (que se mantenga estable cuando giramos la cabeza) y minimizar el efecto buffering, que son esas sacudidas que a veces notamos en el cuerpo debido a los rebufos.

Schuberth SR1

Con el fin de todavía mejorar más la aerodinámica y crear fuerza hacia abajo, incorpora un alerón en la parte de atrás regulable en dos posiciones. La posición baja es ideal para motos con carenado o bien con postura erguida mientras que si lo subimos, aumentamos un 60% la fuerza descendente, con lo que el casco es más estable si por ejemplo circulamos agachado o bien en motos tipo naked. Se denomina Spoiler D-Force

Schuberth SR1

Saltemos ahora a las dos rejillas laterales que habréis visto en las fotos a la altura de las orejas. Se trata del sistema N.R.S (siglas en inglés del sistema de reducción de ruido). Es regulable mediante una pestaña y podemos llevarlo abierto o cerrado. Abierto se recomienda para circuito mientras que cerrado es mucho mejor para carretera ya que reduce la fatiga mental derivada del ruido. Las cifras del Schuberth SR1 en cuanto a ruido interno son de las más bajas, 88 dB a 100 km/h.

Una mentonera viene como opción permitiendo que penetre menos aire en el casco por la parte inferior y ayudando a su vez a reducir el ruido.

Schuberth SR1

El Schuberth SR1 tiene múltiples sistema de ventilación. Empecemos por la primera, la ventilación de la visera situada en el frontal. Pulsando sobre ella se abre un hueco en la parte superior para conducir el aire directamente a la pantalla y así evitar que se empañe, incluso a baja velocidad.

Justo debajo tenemos la ventilación del mentón. Tiene tres posiciones y se regula desde la parte interior con una palanca. Si la tenemos en el centro, la ventilación está cerrada. Si la movemos hacia la derecha, el aire entrará directamente hacia nuestras mejillas y si la movemos hacia la izquierda, penetrará de forma frontal a la barbilla. En la parte superior hay otras dos tomas que pueden abrirse o cerrarse a nuestro antojo mediante sendas pestañas deslizantes.

Schuberth SR1

Todo el aire que penetra en el casco sale por las aperturas traseras que están debajo del alerón y además, por el acolchado interno ya que la parte inferior, justo donde está la zona reflectante, el tejido está perforado para que el aire pueda influir libremente.

Schuberth SR1

Algo que se ha tenido muy en cuenta es que el casco, aun con las tomas cerradas y por ejemplo, un sotocasco o un pañuelo al cuello, es que tenga suficiente renovación del aire interior para evitar problemas con la acumulación de CO2. Con una concentración de un 3,5% de CO2 podemos empezar a sufrir problemas. La ventilación automática garantiza que se sitúe siempre por debajo del 0,5 %.

Schuberth SR1, seguridad

Schuberth SR1

El Schuberth SR1 incorpora un sistema de seguridad adicional denominado Sistema Anti-Roll-Off (A.R.O.S.). Dos tiras unen la carrillera con la parte posterior del casco de forma que el casco no nos saldrá de la cabeza aunque se tire de él desde la parte posterior. Así mismo también minimiza las posibilidades de que la barbilla golpee la mentonera del casco, algo muy común en los golpes frontales. Por último, el Sistema Anti-Roll-Off reduce las secuelas de los accidentes que se produzcan como resultado del contacto del casco con el pecho.

Por último, las medidas disponibles para el Schuberth SR1 son desde la 53/53 (XS) a la 62/63 (XXL) a partir de tres tamaños de calota: S, M y L.

Mañana nos enfundaremos el casco y veremos qué tal se comporta en carretera y si podemos apreciar todo lo que os hemos ido contando. Pero hasta entonces, os dejo con un vídeo de todo lo que os he contado:

Continuará…

Artículo siguiente | Schuberth SR1, prueba: conducción y galería de fotos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios