Honda CB500F, prueba (características y curiosidades)

Sigue a

Honda CB500F

Si la semana pasada os traíamos la prueba de la Honda CBR500R, hoy toca acercaros una de sus hermanas, la Honda CB500F. Nos quedaría una tercera motocicleta incluida en la misma gama, la Honda CB500X aunque de momento tardará unas semanas en llegar.

Centrémonos por lo tanto en la Honda CB500F que aunque en esencia ofrece una características similares a las que hemos visto, veremos detalles diferentes que la hacen dirigirse a un público sensiblemente distinto.

Honda CB500F, una CB1000R en pequeña dosis

Honda CB500F

Casi no hará falta ni que os diga que en el diseño de la Honda CB500F se ha tenido muy en cuenta los rasgos de la Honda CB1000R. Lógicamente tenía que ser su inspiración si para la CBR500R fueron la 600RR y la 1000RR.

Las formas generales así como por ejemplo las tapas laterales del radiador, nos recuerdan perfectamente a la naked de litro de la marca japonesa. Quizás y, personalmente, un faro mucho más similar le hubiese mantenido una personalidad propia ya que el que han incorporado guarda demasiadas similitudes con los de la gama GSR 750, FZ8, etc.

Aunque he de remarcar que me ha gustado especialmente ese tono azul con el que se remata las dos esquinas superiores del faro. Un detalle que me ha parecido muy bonito y que rompe la forma completa del faro delantero y que, además, hace juego con el tono de la instrumentación.

Honda CB500F

La saga 500 de Honda lleva cada una de ellas un tono diferente. Si en la Honda CBR500R es blanca, en la Honda CB500F es azul y, en la Honda CB500X será de un tono amarillento aunque la información mostrada en todos es la misma.

La mayor diferencia la encontramos en la ergonomía. El manillar de la Honda CB500F, como buena naked, es mucho más ancho y situado en una posición mucho más alta que en la Honda CBR500R. En esta encontrábamos un manillar de 560 mm de ancho situado a una altura de 970 mm.

Manteniendo la misma posición de reposapiés y de asiento (a 790 mm del suelo) el manillar es recolocado 49 mm más alto hasta llegar a un total de 1.019 mm y además crece en anchura, 40 mm hasta llegar a los 600 mm. Con esto se consigue una posición más erguida y cómoda en el que el control de la rueda delantera es un poco mayor.

Honda CB500F, con o sin ABS

Honda CB500F Ergonomía Honda CBR500R y Honda CB500F

El apartado de frenos es otra de las diferencias que encontramos. Y no en su equipamiento sino porque la Honda CB500F estará disponible con o sin ABS mientras que en la Honda CBR500R no teníamos esta posibilidad y todas las unidades montarán el sistema antibloqueo de frenos.

La ausencia del ABS y del carenado hace que sea algo más ligera, superando por poco los 190 kilos en orden de marcha. En el resto no encontramos ninguna diferencia, ni a nivel de motor y prestaciones como de parte de ciclo. Recordemos en un momento algunas cifras:

  • La potencia total es de 35 kW (47,6 CV) a 8.500 rpm y un par motor de 43 Nm a 7.000 vueltas.
  • Distancia entre ejes de 1.410 mm, asiento a 790 mm del suelo.
  • Horquilla de 41 mm y amortiguador trasero Pro-Link con bieletas y regulable en precarga en 9 posiciones.
  • Disco delantero de 320 mm con pinza de dos pistones y disco trasero de 240 mm con pinza de un pistón. ABS opcional.
  • Neumáticos de 120 mm y 160 mm delante y detrás sobre llantas de 17 pulgadas.

Honda CB500F

Y poco más que contar en esta primera entrega. Recomendaros únicamente si no habéis leído la prueba de la Honda CBR500R, que lo hagáis pues ahí profundizamos sobre los aspectos técnicos del motor y de la parte de ciclo. Mañana nos subimos a la nueva naked de Honda.

Continuará…

Siguiente parte | Honda CB500F, prueba (conducción en ciudad en carretera)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios