GIVI X.09, prueba del casco modular convertible a jet

Sigue a Motorpasion Moto

GIVI X.09

Hoy dejamos las pruebas de motos a un lado y os traemos una nueva prueba de equipamiento. En este caso se trata del casco modular GIVI X.09 que entre sus principales características, cuenta con la ventaja de una doble homologación que le permite ser usado tanto con la visera bajada como subida.

Además, si le queremos dar un uso más urbano, puede convertirse en casco jet, retirando fácilmente la mentonera y colocando en su lugar una tapas con un aspecto similar a la fibra de carbono. De esta forma tendremos dos cascos en uno: un integral/modular y uno de tipo jet.

GIVI X.09: embalaje y primeras impresiones

GIVI X.09

Según abrimos la caja que contiene el casco GIVI X.09 nos encontramos una funda protectora de un aspecto muy suave en color blanco y con un largo cordón de ajuste en rojo con pinza retenedora. Además de dos bolsas, una de ellas con las placas laterales que se colocan una vez retirada la mentonera y otra con unas almohadillas laterales para la zona de las orejas más gruesas, además del manual de instrucciones y la garantía del producto.

La primera impresión cuando manejamos el GIVI X.09 es que su peso es algo superior al de un casco integral convencional, pero en la línea de otros modulares. Observamos una toma de aire frontal en la mentonera que funciona mediante deslizamiento hacia arriba y dos tomas superiores. El cierre o apertura de estas está muy suave, casi demasiado y nos asaltan las dudas de si en marcha a alta velocidad permanecerán cerradas.

GIVI X.09

En el lateral izquierdo encontramos dos palancas de accionamiento. La situada sobre la propia mentonera es el seguro para que, una vez abierta, no se cierre accidentalmente. Se activa simplemente deslizándola hacia abajo. La segunda palanca sirve para sacar el visor solar integrado en el interior. Dos pictogramas con el sol y la luna representan en qué posición se encuentra fuera o dentro respectivamente.

Por último, observamos dos extractores de aire en la parte posterior y un cierre de los denominados de tipo micrométrico. La parte inferior se completa con un paravientos inferior a la altura de la barbilla.

GIVI X.09: manual de instrucciones y desmontaje

GIVI X.09

Al contrario de lo que dice la tradición española, lo primero que hago es echarle un ojo al manual de instrucciones y practicar el montaje y desmontaje de las distintas partes que componen el GIVI X.09. El primer paso es la pantalla, con la que tengo ciertas dificultades hasta que me doy cuenta de que existe una pestaña de seguridad y para retirar finalmente la pantalla, hay que abrir hacia afuera ligeramente la mentonera.

Una vez descubierto esto, la pantalla sale y entra con mucha facilidad, quedando en todo momento claro cuál debe ser la posición óptima para poder realizar la operación correctamente.

GIVI X.09

Toca el paso ahora a la mentonera, que es de una fácil extracción. Sólo con llevarla a la parte superior, ya sin pantalla, se desencaja de los laterales. Para la conversión a Jet que podréis ver mañana con todo detalle en un vídeo tuve al principio ligeros problemas porque en las instrucciones no explicaban del todo las piezas que había que desatornillar y en qué lugar deberían luego ponerse.

De nuevo una vez descubierto, la operación resulta sencilla y no toma mucho más de cinco minutos. Quizás estos dos puntos deberían estar un poco mejor detallados en las instrucciones.

GIVI X.09

Al contrario ocurre con el desmontaje del interior donde si está perfectamente explicado y se retira con mucha facilidad. Las dos almohadillas laterales van colocadas con tres corchetes cada una y con una pestaña que encaja entre la calota y la parte exterior. El resto del relleno se sujeta con otra serie de pestañas a la parte delantera y trasera. Su colocación de nuevo es igual de fácil y rápida.

GIVI X.09: uso en carretera

GIVI X.09

Nos colocamos el casco para salir de ruta. Después de un par de intentos, comprobamos que lo más cómodo es hacerlo con la visera levantada y luego cerrarla para ponernos en marcha. Así se nos habrá colocado perfectamente sobre la cabeza.

El cierre del frontal es sencillo y tan solo debemos tener la precaución de comprobar que los dos laterales han encajado. De igual forma, su apertura mediante un botón situado en la parte inferior de la mentonera es rápida y sencilla incluso con guantes. Cuando la abrimos, veremos que llegamos a un punto donde la resistencia es mayor. Si empujamos un poco más, llegará a la zona de encaje donde podremos hacer uso del bloqueo lateral de seguridad.

Ya en marcha nos asombra el gran campo de visión a través de la pantalla, mucho mayor que en otros cascos. Es complicado ver los bordes por mucho que giremos los ojos, dando la sensación de que no llevamos nada delante de los ojos.

GIVI X.09

El ajuste de la pantalla a velocidades legales es correcto. Una goma situada en la parte superior sella esta parte mientras que en la zona inferior, a pesar de no tener una zona de encaje como otros, no se nota la entrada de aire.

El paravientos inferior impide en gran medida la entrada de aire desde abajo. Hay muchísima diferencia de viajar sin él o con él, siendo recomendable llevarlo puesto. Sin embargo me llamo la atención que en muy poco tiempo se rajó hasta una de las costuras por la zona central. En teoría no debería ir más allá pero al ponerlo y quitarlo con la mentonera cerrada se roza con facilidad con la barbilla, creando tensiones que desgastan el material.

La utilización del visor interior es muy sencillo. La palanca se encuentra con facilidad con guantes y se desliza rápidamente a su posición de replegado o desplegado. El ahumado de serie es suficiente para que en días con sol, este prácticamente no nos moleste aunque nos esté dando de frente. Tampoco se producen visos ni brillos al dirigir nuestra mirada a través de las dos pantallas.

GIVI X.09

El ruido que produce el GIVI X.09 se encuentra en la línea de otros cascos modulares y es superior al de los integrales debido a la cantidad de superficies en diferentes planos. El mayor ruido quizás se produzca a la altura de las orejas debido al propio anclaje de la mentonera aunque se reduce drásticamente con las almohadillas que vienen como accesorio de serie.

La ventilación es eficaz, al menos así lo noté en invierno. En verano quizás sea un poco escasa en zonas con mucho calor, pero cuenta con la ventaja de poder levantar la visera en un momento dado. La toma inferior puede llegar a ser insuficiente si no tenemos Pin Lock para mantener la pantalla libre de vaho aun circulando por carretera. Sufrí ligeros empañamientos con él en la parte inferior y no era un día extremadamente frío.

Nos ha llamado poderosamente la atención que la bolsa de transporte, tras un par de usos, se empezó a descoser y romper en algunas zonas. Y nuestro uso fue de lo más cuidadoso, simplemente para transportarlo a la espalda durante varios centenares de metros. El material es muy agradable al tacto pero nos ha dado la impresión de que es demasiado frágil para usarlo como bolsa de transporte, no así como bolsa para almacenaje en nuestra casa.

GIVI X.09: resumen de características principales y valoración

GIVI X.09

El GIVI X.09 es el nuevo modelo de la familia GIVI modular y basa su diseño en el anterio GIVI X.08 aunque ha sido profundamente revisado. La calota es ahora más aerodinámica con nuevas tomas de aire y con un espoiler integrado en la parte posterior. Está fabricada en material termoplástico.

Se encuentra disponible en tallas desde la XS a la XL. El interior es antialérgico y la pantalla exterior es anti-rayas que se complementa con otra interior para el sol. Como accesorios incluidos se encuentran el protector nasal, el paravientos inferior y dos almohadillas laterales más gruesas.

Opcionalmente la pantalla viene preparada para la instalación del sistema anti empañamiento Pin Lock. También se pueden elegir entre varios grados de oscurecimiento. Así mismo, cuando lo convertimos en jet, tenemos la posibilidad de adquirir una pantalla más grande y que así nos proteja mejor la cara.

GIVI X.09

El peso total del GIVI X.09 es de 1.780 gr y está disponible en tres colores: blanco, negro y antracita, que es el que podéis ver en la prueba. Su precio recomendado de venta es de aproximadamente 220 euros.

En nuestra valoración personal, el GIVI X.09 destaca por su magnífica visión, su modularidad gracias a la doble homologación y la facilidad de conversión de integral a jet, así como el manejo de todos sus mandos y cierres con facilidad incluso con guantes.

Por el contrario, debería mejorar en algunos aspectos: un peso un poco elevado, unas instrucciones no muy claras en algunos puntos y una bolsa de transporte más resistente.

Mañana os ofreceremos en vídeo un vídeo tutorial par que podáis ver como se realiza la conversión del GIVI X0.9 de integral a jet paso por paso.

Ver galería completa » GIVI X.09, prueba del casco modular convertible a jet (38 fotos)

Nota: El casco GIVI X.09 fue cedido por GIVI. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario