Siete trucos para montar el equipaje en la moto en los viajes

Sigue a

moto-cargada.JPG

Viajar en moto es una de las maneras mas bonitas e intensas de viajar. Cuando se prueba, se queda irremediablemente enganchado a esta forma de moverse por el mundo. Las aventuras en moto no están acotadas a los grandes viajes: la aventura está al alcance de cualquiera que se anime a cargar la moto con algo de equipaje y empezar a alejarse de casa. Estamos en verano y muchos vamos a viajar en moto. Ya hace unos días que Luis Font nos daba aquí en Moto22 unos primeros consejos para preparar un viaje en moto.

Voy a intentar dar en este post alguna vuelta de tuerca más al quid de la cuestión: como cargar el equipaje en la moto. Es bastante diferente a abrir el maletero del coche y meter dentro todo lo que se nos ocurra. La moto es diferente: hay que calcular muy bien lo que se va a llevar, hacer cábalas para hacer el montaje, pensar como se va a sujetar y estar dispuesto a destinar cada día un tiempo a montarlo todo.

Hace años que viajo en moto, y he ido aprendiendo algunas cosas con los años. Gran parte de ese aprendizaje ha sido “a palos”: he quemado alforjas, se me ha mojado el equipaje entero, se me han olvidado cosas, he tenido que montar-desmontar-montar el equipaje montones de veces,...

Bueno, ahí os van siete trucos para montar un equipaje en la moto:

1. Haz una prueba en un viaje cercano a casa.
Antes de emprender un viaje largo es una buena idea hacer una escapada de fin de semana cerca de casa… pero cargados como si nos fuéramos de viaje. Esa prueba servirá para aprender cosas útiles sobre como montar el equipaje en la moto todavía se puede corregir y mejorar.

2. Las alforjas y los escapes son malos amigos: cuando menos lo esperes, la alforja empezará a oler a quemado.
Pues sí: si puede quemarse se quemará. Si se viaja en una moto deportiva el problema es que se van inclinando y pueden acabar quemándose por debajo. En cambio, si se viaja en una moto trail con el escape por arriba el peligro es que las horas en la moto acaban derritiendo la alforja.
Si tenéis la suerte de que exista un soporte de alforja específico en la industria auxiliar para vuestro modelo de moto, es una compra recomendable. Otra alternativa puede ser forrar la parte de la alforja más cercana al escape con tejido ignífugo.

3. Distribuye todo el equipaje en bolsas de plástico.
Este detalle tan simple es una de las cosas más útiles que se pueden imaginar. Y de hecho, es la única manera real de mantener el equipaje seco en todas las circunstancias.
Si se viaja con alforjas, las bolsas de plástico son un mandamiento de obligado cumplimiento… que solamente será valorado en su justa medida el día que llueve y descubres que todo, todo, todo el equipaje está mojado.
Y incluso en el caso de viajar con maletas rígidas, desconfía de su estanqueidad: es algo que he aprendido con el tiempo. Las bolsas de plástico son una buena manera de organizar el equipaje y mantenerlo seco.

4. Utiliza camisetas de usar y tirar.
Otro invento tremendamente simple. Durante el año en el armario se van acumulando camisetas de regalo en el fondo del armario.
Llevarse en un viaje en moto estas camisetas para usar y tirar tiene una doble utilidad: se evita tener que lavarlas y al tirarlas se va liberando espacio disponible para compras que se puedan hacer en el viaje (y que no hubieran tenido sitio para ser ubicadas).

5. Es útil tener a mano la documentación.
Una situación embarazosa es tener que desmontar el equipaje de la moto en la autopista buscando la documentación… bajo la atenta mirada de una pareja de la Guardia Civil. O tener que buscar el pasaporte en una aduana.
Se ha de intentar encontrar un sitio accesible para llevar la documentación: cremalleras, una ubicación fija, en el portamapas… Ah, y recuerda envolverla también en plástico: nada como un día de lluvia para dejar la ficha técnica de la moto hecha unos zorros.
Por cierto, también hay que recordar tener el número de teléfono de la asistencia a mano.

6. Ten accesible una copia de la documentación.
Hace unos años, el consejo hubiera sido llevar siempre unas fotocopias de la documentación en algún sitio de la moto (bajo el asiento, por dentro de la maleta,...). Pero ya hace un par de años que desterré las fotocopias de la documentación bajo el asiento para cambiarlas por unas copias escaneadas disponibles, que se puedan imprimir en caso de necesidad. Tener esa copia escaneada es tan sencillo como dejarla en una cuenta de correo electrónico en alguna web como Gmail, Hotmail, Yahoo,...

7. Una red, unos pulpos y unas cinchas pueden salvar alguna situación comprometida.
Más de una vez nos encontramos una compra de última hora que no cabe en ningún sitio. O se puede romper la cremallera de la alforja. También puede pasar que en alguna pequeña caída se rompa el cierre de la maleta.
En definitiva, vale la pena reservar algún fondo de maleta para incluir estos elementos en el equipaje.

He intentado sintetizar algunos de esos aprendizajes en estos siete trucos que espero que os puedan ser útiles. Y si alguien tiene trucos e ideas adicionales, serán bienvenidas en los comentarios. Entre todos siempre aprendemos más

En Moto22 | Preparando un viaje

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios