Compartir
Publicidad

Carmelo Morales no perdona y es el último campeón de la historia del Europeo de Superbike

Carmelo Morales no perdona y es el último campeón de la historia del Europeo de Superbike
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con un doblete en la penúltima cita, disputada en el popular trazado de Jerez, Carmelo Morales ha asegurado de forma matemática la consecución del Campeonato de Europa de Superbike, la categoría de mayor cilindrada del FIM CEV Repsol, revalidando ante la oposición del chileno Maxi Scheib el título conquistado el pasado 2015.

Hace poco más de un mes se conoció la noticia de la desaparición del Campeonato de Europa de Superbike para la temporada 2017, por lo que Morales, el equipo Laglisse y su Yamaha YZF-R1 serán los últimos campeones de la historia del certamen. En total es el sexto título continental de Carmelo, aunque cuatro de ellos los ganó en el formato de carrera única empleado hasta 2013.

Maxi Scheib, un rival dignísimo

Maxi Scheib Carmelo Morales Superbike European 2016

Sin sus principales rivales en las anteriores temporadas, como el desaparecido Dani Rivas, el convaleciente Kenny Noyes o el piloto mundialista Xavi Forés, el catalán Carmelo Morales partía como favorito indiscutible al título, con la incógnita del rendimiento del joven chileno de BMW, Maxi Scheib, que irrumpió en la categoría el pasado 2015 y maravilló a propios y extraños.

Rápidamente quedó evidenciado que la temporada sería un mano a mano entre ambos, una lucha generacional entre Morales, que en julio cumplió 38 años, y Scheib, que hizo 21 también en julio. Golpeó primero Maxi, imponiéndose en Valencia ante el desastre de Morales, que vio cómo se pinchaba su neumático en la penúltima vuelta y le obligaba a abandonar.

A partir de ahí, Carmelo enlazó tres triunfos seguidos (doblete en Motorland y victoria en Montmeló), pero Scheib no aflojaba y mantenía el liderato con un tercer puesto y dos segundos. Es más, con su victoria en Albacete, el chileno dejaba claro que no se iba a rendir, pero entonces apareció el mejor Morales: ganó la segunda manga en el mismo Albacete y salió de Portimao con un doblete.

Un final apoteósico

Carmelo Morales Laglisse Yamaha Eurosuperbike

Eso le permitía llegar a Jerez con 17 puntos, dependiendo de sí mismo para ser campeón. Eso sí, necesitaba meterle ocho puntos a Scheib, lo que básicamente pasaba por ganar ambas mangas. Tras dominar la primera sin problemas, en la segunda Maxi llegó a la última vuelta liderando, con Morales pegado. Entonces, ¡Maxi rompió!

La ventaja era tal que pudo llegar segundo, pero no era consuelo: Carmelo entraba en meta, sumaba su quinta victoria seguida y certificaba el título al tener 27 puntos de ventaja con una sola carrera en juego. Ya a 97 puntos está Alejandro Medina, con el francés Anthony Delhalle a 113 después de subir al podio por dos ocasiones en Jerez. Pese a no ser de la forma soñada, Morales rubricaba otra temporada de ensueño, enlazando su segundo título consecutivo y convirtiéndose en el último ganador de la categoría.

De esta forma, y como el Europeo de Moto2 ya quedó resuelto en favor de Steven Odendaal, en Valencia faltará por definirse el Campeonato del Mundo Junior de Moto3, con doble manga y el italiano Lorenzo Dalla Porta aventajando en 14 puntos al gaditano Marcos Ramírez.

Moto3 Junior World Championship 2016

Fotos | Repsol Media

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos