Compartir
Publicidad

Las MotoGP se enfrentan a Silverstone, la pista más larga del mundial

Las MotoGP se enfrentan a Silverstone, la pista más larga del mundial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La décimo segunda cita del Campeonato del Mundo de MotoGP ya ha llegado. El Gran Premio de Gran Bretaña abre sus puertas en Silverstone, a medio camino entre Oxford y Northampton, un circuito erigido sobre un antiguo aeropuerto militar. Con la friolera de 5.900 metros de cuerda, es la pista más larga del campeonato, al mismo tiempo que una de las más rápidas y variadas.

En un mismo circuito se unen tramos de todas las clases, desde largas rectas hasta zonas muy lentas. Lo bueno para los pilotos y los frenos de MotoGP es que las frenadas no son especialmente intensas y hay tiempo suficiente para que los discos refrigeren antes del siguiente ataque.

Por eso, la pista británica se sitúa en un nivel tres sobre cinco de dificultad para los equipos de freno. Pero aún hay más, porque Silverstone es una de las pistas donde históricamente más ha llovido en los domingos de carreras, lo que obliga a los pilotos de MotoGP a equipar los discos de acero en lugar de los de carbono.

18 curvas, sólo 11 frenadas

Silverstone Motogp 2016

De las 10 curvas de derechas y ocho de izquierdas que componen el trazado de Silverstone, los pilotos sólo actúan 11 veces sobre la maneta derecha. En cada vuelta los frenos se usan menos de 34 segundos y se acumulan 1,20 g de fuerza, un total que supera al final de la carrera la tonelada y media de peso, equivalente a 6.000 discos de los Beatles.

Con sólo un punto en el que las MotoGP alcanzan los 330 km/h, en la recta Hangar Straight de 770 metros, llegan a la curva 7 (Stowe) que se toma a unos 112 km/h, reduciendo la velocidad en más de 210 km/h durante 4,5 segundos y 252 metros con 6,9 kg de presión sobre la maneta de freno.

El resto de las curvas son siete de dificultad media y cuatro suaves, pero no te pienses que los pilotos van tranquilos en esas zonas del circuito o que vamos a ver menos adelantamientos.

La frenada más larga es la curva 16 (Brooklands) en la que los pilotos se tiran una eternidad, 4,9 segundos, frenando sobre una distancia de 259 metros para bajar de 299 a 97 km/h.

Más información | MotoGP
En Motorpasión Moto | GP Gran Bretaña

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos