Síguenos

GP Catalunya Podio

Pitada monumental al podio del GP de Catalunya

Cuando me enteré de que Telecinco se encargaría de la retransmisión de MotoGP durante los próximos años mi gran miedo fue la invasión rosa del mundial. A mi mente vinieron las imágenes de David Bisbal en Laguna Seca con un scooter, los sudores fríos acompañaban el espectáculo. No ha sido así, y doy gracias. Lo que no tuve en cuenta fue cual podría ser el resultado de tener a forofos como comentaristas, gente que por encima de todo buscará la victoria de su piloto favorito, que será siempre español o Valentino Rossi.

Es, lo que algunos llaman, la “futbolización” del Campeonato del Mundo de MotoGP. Un temor que ha pasado a ser una realidad. Un miedo que se ha convertido en una vergüenza, en un bochorno internacional. Espero que el Gran Premio de Catalunya de 2012 pase a la historia por ser el gran paso de Jorge Lorenzo hacia su segundo título en MotoGP. Espero que la falta de respeto mostrada por parte de la afición allí presente sea una mera anécdota que será olvidada en pocos días. Porque sí, querido agitador, lo que hiciste fue faltar a un piloto que se jugó la vida delante tuya de ti durante 25 vueltas.

La situación es tan rocambolesca que resulta difícil de creer. El mundial de MotoGP llega a Montmeló, al GP de Catalunya para disputar una de las carreras que tenemos el gusto de disfrutar en la Península. Los pilotos nacionales, a sabiendas de que estan en casa, y con el apoyo incondicional de casi 80.000 personas, se parten el alma por mejorar, por dar un poco más de lo que darían normalmente. Eso fue lo que hizo Jorge Lorenzo, dar más del 100% de sí mismo para remontar hasta pasar a cinco segundos de Dani Pedrosa. ¿Su premio y reconocimiento? Una pitada monumental en el podio. Sí señor.

¿Por qué? Se preguntaba Andrea Dovizioso y el mundo entero. No lo sabemos Andrea, suponemos que pitan al himno, suponemos que querrían que tocaran el de Mallorca, defendiendo los intereses del ganador. Pero lo cierto es que tampoco él parecía entender lo que estaba viendo y escuchando pues la respuesta a Dovi fue simplemente una cara de póker mientras se encogía de hombros. Durante los años que llevo viendo cada domingo las carreras de MotoGP nunca, o al menos no lo recuerdo, había visto semejante falta de respeto hacia el que se supone se tiene que sentir más arropado. Una vergüenza de nivel internacional, un bochorno, que para vuestro disgusto, no hará más que complicar la vida del Gran Premio frente a otros circuitos.

Es realmente sorprendente la capacidad de coordinación de cientos de personas, digo cientos porque me niego a pensar que podría haber más de mil maleducados. Todos a una. Deberían ficharos para la natación sincronizada ahora que llegan los Juegos Olímpicos. Una verdadera pena que utilizarais ese “poder” de aquella manera, una pena que hayáis convertido una afición unida por el amor al motociclismo en una afición de tercera regional. Dejad que os recuerde, a día de hoy hay al menos una persona que se levanta por la mañana ocupando la mayor parte de las horas del día en habituarse a una silla de ruedas, luchando por recuperar la movilidad perdida. Un piloto. Un catalán. Qué bonito habría sido que todos vosotros portarais su bandera.

Yo que pensaba que asistíamos a los circuitos a disfrutar del mundo del motor, de la competición, de la superación y el espectáculo. Quizás estaba equivocado, quizás los Ultras Sur y los Boixos Nois ya hayan aterrizado en este deporte, quizás ya se dejen de ver banderas de apoyo y esto acabe convirtiéndose en un partido de fútbol con decenas de aficiones. ¿Llegarán también los GP de alto riesgo? ¿las peleas? ¿las puñaladas? Al tiempo. Por cierto, si al terminar de leer esto aun piensas que tiene algo que ver con ideales políticos es que, o yo no me explico, o necesitas releer de nuevo el texto.

Foto vía | Yamaha Tech3

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios