El mercado de la moto a niveles de 1960, ¿dónde está el suelo?

Sigue a Motorpasion Moto

Ducati Hypermotard

Puede parecer una broma de mal gusto o una inocentada con retraso, pero es tristemente cierto. El nivel de ventas de motocicletas (motos y ciclomotores) ha llegado a niveles 1960. En otras palabras, se venden menos motos que con un dictador bajito y acomplejado. Hoy mismo nos llegaba el informe de ANESDOR (Asociación Nacional de Empresas Sector Dos Ruedas) de los resultados alcanzados al término del pasado mes de diciembre. Toma asiento y lee.

Mercado Diciembre

Durante los últimos 30 días de 2012 se llegaron a vender un total de 4.272 motocicletas – 26,1% menos que en el mismo mes de 2011 –, ayudando la cifra final de 97.963 unidades durante el año pasado. No obstante, supone un descenso 18,3% respecto a 2011. Tampoco los ciclomotores se han salvado, con un caída libre del 20%.

Esta decadencia se ha centrado principalmente en una víctima: la moto de alta cilindrada de carretera. Hasta los 750cc la caída ha sido del 17,8%… pero del 31,4% más allá de los límites de la cilindrada media.

La solución sin solución

Los datos hablan por sí solos y corroboran una situación evidente. La moto es un vehículo increíblemente más barato que el coche, su mantenimiento es, por lo general, más barato y los consumos llegan a ser ridículos comparados con las cuatro ruedas. Además son una bendición en cuanto a problemas de tráfico y de aparcamiento se refiere. Pese a todo el gobierno se tapa ojos y oídos y hace que estrategias como el plan PIVE no lleguen al sector de las dos ruedas.

En situaciones límite como la que vivimos deberíamos apostar por la innovación y la explotación de nuestras características. No hace falta que recuerde que España es un país privilegiado donde puedes montar en moto 12 meses al año, y el que diga lo contrario o vive en la cumbre de una montaña o no ha salido del país. No puedo evitar hacer una comparación personal; en La Mancha, una tierra fría en invierno, se han disfrutado hoy mismo de 15 grados y un sol brillante. Aquí en Baviera hemos salido hoy de los grados negativos para toparnos con un frente de lluvia y nieve.

¿No deberían las cabezas pensantes con poder actuar y centrar sus esfuerzos en las maravillas que tenemos en la Península? Son necesarias medidas tajantes, no para restar calidad de vida a un pueblo ya machado, sino para incentivar de forma activa el mercado. Me viene a la cabeza, por ejemplo, la estrategia del gobierno galo de François Hollande donde podrás disfrutar de 7.000 euros de descuento o hasta, como dice Javier Costas, un estacazo de 6.000 euros dependiendo de las emisiones de CO₂ por kilómetro.

Seguimos cayendo sin control hacía un suelo que todavía no divisamos. ¿Dónde está el límite que despierte a los políticos de turno?

Fuente | ANESDOR

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios