Síguenos

Ducati Multistrada Biuta

La Ducati Multistrada 1000/1100DS, esa máquina que sacaron en Borgo Panigale para abrirse a un sector completamente nuevo, a ese público que quería utilizar la moto a diario, con la garantía de no dejarse la espalda y las muñecas en el intento pero pretendiendo ser un hueso duro de roer en curva. Sobre su rendimiento no habrá dudas después de seis años en el mercado, aunque su diseño fue siempre fuente de opiniones opuestas. Las líneas trazadas por Pierre Terblanche son, por decirlo de alguna manera, originales. Quizá sea por esto por lo que Carlo, un ducatista de Pavia, decidiera junto a su hermano dar un completo lavado de cara a la italiana convirtiéndola en la Ducati Multistrada Biuta.

Y es que su hermano no es precisamente manco en esto de modificar motos; ya le había hincado el diente a la GS de un amigo con un resultado más que aceptable. Por suerte para ellos contaban con numerosas piezas de máquinas tan brillantes como la Honda VTR 1000 SP2 o de la Aprilia RSV1000R, ya veremos donde las utilizan. El resultado lo tenéis encabezando este post y, no sé a vosotros, pero a mi me ha convencido.

Ducati Multistrada Biuta El frontal de la MT acaba con el rol de “patito feo” de la Multistrada

Lo primero que Carlo quería hacer era acabar de una vez por todas con aquellos comentarios de bocas de “sabelotodo” que a menudo se atrevían a criticar la estética de la máquina italiana. Aquellos que no saben que no hay mala moto, sino mala elección. Por ello la Multistrada iba a dejar de lado ese colín tan largo, plano y voluminoso que le restaban atractivo y agresividad. Recortaron el subchasis, y fabricaron el soporte para un nuevo colín que seguiría teniendo mucho de Italia. Tras ver el resultado, la tapa del colín de la RSV1000R parecía haber sido diseñada pensando en la Ducati y no en la deportiva de Noale. Sólo fueron necesarios algunos ajustes y un manitas para que días después tuviéramos la sensación de estar ante la versión más extrema de la MTS.

Acompañando esa nueva actitud rompedora montaron el frontal de una MT-03, encajado a la perfección gracias a los trazos rectilíneos. En principio habían pensado en caretas más comunes en Streetfigthers, como la de Derbi y su Senda. Sin embargo la líneas redondeadas no encajaban, para nada, con las de la Ducati. Desde luego una muy buena opción que dan a esta moto personalizada un toque elegante.

Ducati Multistrada Biuta Trabajo artesanal en chassis, subchasis y escapes(cortesía de Zard)

En el motor destaca el nuevo escape artesanal firmado por un amigo en Zard, así da gusto tener amistades. Los nuevos silenciosos acompañados de esos colectores luciendo soldadoras a diestro y siniestro embellecen de forma espectacular la mecánica ducatista. Una mecánica coloreada con el anodizado de la tapa de embrague y tornillería del radiador. Siguiendo con la parte ciclo encontramos la horquilla de la Honda VTR1000 y unos originales discos de frenos firmados por PFM que cambian radicalmente el aspecto del eje delantero. De hecho, me permitiré el lujo de apuntar que es un recurso poco utilizado para el buen resultado que tienen.

Ducati Biuta details Tapa de embrague, pilotos de RSV y discos PFM, detalles de lujo

Finalmente, como no podía ser de otra manera, los detalles juegan un papel fundamental en la apariencia del conjunto. Semimanillares – de RSV – anclados con soportes para la ocasión por encima de la tija, guardabarros en carbono, pilotos traseros al estilo Aprilia y un largo etcétera. Todo ello, junto al esfuerzo de sus creadores, hacen de la Ducati Biuta una máquina irrepetible.

Vía | BikeExif -> Ducatimultistrada.it

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios