Norton CS1 Racer, 84 años de historia nos contemplan

Síguenos

Norton CS1 Racer de 1928

La historia de esta Norton CS1 Racer es tan alucinante que casi roza el milagro, porque además de tratarse de un modelo bastante exclusivo que solo se fabricó en Gran Bretaña entre 1927 y 1929, todavía sigue en perfecta forma para participar en carreras de motos clásicas. Vamos a echarle un vistazo a su historia y alguna de sus fotos.

La Norton CS1 fue diseñada por Walter Moore en 1927, el gurú de los monocilíndricos británicos de la época, y fue el primer modelo que utilizaba un árbol de levas en cabeza mandado por un eje con engranajes cónicos que corre por un lateral del cilindro. La cilindrada rondaba los 500 cc y la potencia obtenida era de unos 25 CV. Más que suficientes para ganar el Senior TT de la isla de Man en 1927 con Alec Bennett a los mandos. La velocidad máxima rondaba las 100 millas por hora (algo más de 150 km/h).

Esta moto, que fue fabricada en 1928, la compró el padre del actual propietario en 1957. Estaba en bastante mal estado porque procedía de un mercadillo de cosas usadas, y tuvieron que empujarla hasta casa 15 millas. Ian Bain la mantiene en marcha desde aquella fecha y según dice ha participado en más de 400 carreras con ella, lo que da una media de algo más de siete carreras al año. Con lo que supone correr con una mecánica así de antigua.

Norton CS1 Racer de 1928

Por suerte Ian tiene una fundición que le permite reproducir la mayoría de las piezas que se estropean. Incluso ha llegado a reproducir los cárteres cuando se estropearon. O el carburador que tuvo que ser fabricado a mano especialmente para la moto. Otro detalle es que Ian ha tenido que batallar con los comisarios de carrera para que le permitieran utilizar un tambor delantero procedente de una BSA de los años sesenta cuando el original ya no pudo ser reparado.

Pero ahí no acaba lo excepcional de la historia, ya que el motor lleva la friolera de ocho temporadas sin ser reconstruido. Comparado con la corta vida útil que tiene un motor actual de competición, este motor Norton parece indestructible. Aunque quizá tenga algo que ver que en la última reconstrucción lo dejaron un poco menos “apretado” para asegurarse su duración. Por último Ian, acudió a la fábrica de Davida para contarles la historia de la moto y cuando salió por la puerta contaba con un casco nuevo acorde a la moto y la promesa del apoyo de la marca de cascos para seguir compitiendo.

84 años de historia motera nos contemplan, y los que le quedan.

Vía | Bike Exif Agradecimientos a Jules Watts y fotos de Brian Maher.
Más información | Norton CS1 (en Wikipedia)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios