Compartir
Publicidad
Probamos la nueva gama Bridgestone Battlecross en Austria (valoración y vídeo)
Zona de Pruebas

Probamos la nueva gama Bridgestone Battlecross en Austria (valoración y vídeo)

Publicidad
Publicidad

Hoy ha llegado el momento de ensuciarse, pero no vamos a poner mala cara. Si Bridgestone nos ha traído hasta Austria ahora no nos vamos a poner especialitos y vamos a comprobar qué tan bien funcionan los nuevos neumáticos offroad fabricados por la marca japonesa y si es verdad todo lo que prometen.

Con una unidad de cada modelo de la gama KTM, los Bridgestone X20, X30 y X40 montados en ellas y un circuito de enduro y otro de motocross vamos a intentar explicaros cómo nos hacen sentir las nueva gama Battlecross de Bridgestone.

Bridgestone Battlecross X20

Cats

Sustituyendo al antiguo M203/M204 y en parte a los M201/M202 enfocados a un uso muy específico, los Bridgestone Battlecross X20 están fabricados para hacerlo bien sobre terrenos sueltos, arenosos o blandos con humedad generosa y barro.

El neumático delantero ha rediseñado la estructura de los tacos. En su caso están colocados de manera simétrica por toda la banda de rodadura. En la zona central se agrupan horizontalmente y se espacian de forma vertical, a modo de "palas" para conseguir buen apoyo y tracción en frenada. En los laterales hay mayor cantidad de tacos para conseguir un buen grip en curva. Además el Castle Design se hace presente también en los laterales de la goma delantera pero en su caso de forma exclusiva, el taco interior es cóncavo.

Cats3

Es decir, que el taco pequeñito dentro del taco grande es hacia dentro, creando un hueco dentro de la zona central del taco que ofrece un mejor apoyo en terrenos blandos, agarrándose con más fuerza sobre la superficie.

Para la rueda trasera se sigue un reparto similar en cuanto a la distribución de los tacos: separados en el centro y con una mayor concentración en los laterales. El Castle Design en el neumático trasero es convexo para asegurarse una mayor polivalencia, menor desgaste y mayor tracción cuando el terreno se endurece, transmitiendo de una forma más eficiente la fuerza del motor al terreno.

Bridgestone Battlecross X20

Sobre el complicado tramo lleno de raíces y rocas de las faldas de Spielberg dentro de las instalaciones del Red Bull Ring no faltó una pequeña zona sombría y húmeda en el circuito de enduro donde encontramos las mayores ventajas del Bridgestone Battlecross X20.

El terreno pastoso de arena arcillosa húmeda pudimos comprobar unas grandes diferencias en cuanto al comportamiento del neumático delantero. Donde los compuestos más duros tornaban la situación en un poco delicada, el X20 delantero se agarraba como si tuviera piolets. De hecho, tras perder la rueda delantera con otro de los compuestos duros y caer, el X20 daba la confianza suficiente para pasar sin mayores problemas sobre ese tramo.

Bridgestone Battlecross X30 y X40

Bridgestone
Bridgestone Battlecross X20, X30 y X40

Los Bridgestone Battlecross X30 y X40 tienen un desarrollo similar con ligeros retoques en función del terreno al que estén enfocados. Los X30 sustituyen a los M403/M404 y los X40 a los M603/M604 existentes hasta ahora y cuyo rango de acción iba de los suelos intermedios o mixtos hasta los suelos más duros y pedregosos.

Gracias a ampliar tanto por arriba como por abajo (en las gráficas de uso que podéis ver a continuación) su ámbito de utilización abarcan entre los dos un rango muy generoso aunque el X40 es casi un neumático específico para terrenos muy duros y el X30 se muestra como el más polivalente abarcando buena parte del rango del X40 y un buen trecho hacia terrenos más sueltos.

Para los neumáticos traseros se sigue usando el Castle Block para ofrecer más bordes de apoyo de la rueda contra el suelo. Como es de esperar y ya hemos explicado antes si tenemos más bordes habrá más tracción, más tracción es más aceleración y mejor aceleración al final implica mejores tiempos.

La única diferencia es la composición de la goma, el X30 enfoca sus características para un uso amplio que abarca desde terrenos suaves hasta pedregosos mientras que el X40 se especializa y destaca sobre zonas con muchas zonas de roca. Obviamente la durabilidad entre ellos también cambia.

Bridgestone Battlecross X30 X40

Como pudimos comprobar la especialización del Bridgestone X40 queda para pilotos realmente rápidos que ya hilan muy fino, para el resto un neumático tan específico puede ser un auténtico calvario sobre el terreno no indicado. Entrando con el X40 al tramo de motocross sobre una pista suelta recién regada que dejó una capa de barro sobre una base muy dura parecía más que estuviéramos haciendo drifting, era verdaderamente complicado mantener en aceleración las dos ruedas alineadas.

Por contra, sí que es cierto que en fases de frenada la pisada de la goma delantera era una auténtica maravilla. Entrando muy colado en curva apretando los dientes sobre un terreno suelo con mucha piedras nos encontramos con una frenada sorprendentemente estable, sin movimientos parásitos ni quejas en la dirección.

Tras comprobar el comportamiento de los X40 le tocó el turno a los Bridgestone Battlecross X30, y estos sí que se los recomiendo sin duda a cualquier piloto, ya sea aficionado o profesional. Hay que tener en cuenta que son muy pocos los que pueden llevar en la furgoneta un juego de cada tipo de neumático para cambiar en función del terreno, así que la decisión más inteligente es optar por el X30, con mayor rango de utilización y un rendimiento impecable.

Bridgestone Battlecross X40

Mientras que el X20 pecaba de blando e inestable en zonas duras y el X40 deslizaba demasiado sobre terrenos blandos el Battlecross X30 se erige como un magnífico término medio polivalente para cualquier necesidad. Con él es fácil salir airoso de cualquier situación y ya sea sobre zonas pedregosas sueltas, duras, arenosas o embarradas el X30 se comporta de forma neutra y ofreciendo unas altas dosis de confianza.

El neumático delantero puede que no ofrezca la misma pisada sobre piedras que el del X40, se le nota un poco más nervioso y menos preciso, pero transmite una gran cantidad de información y se deja hacer con comodidad. Saliendo de curva dando gas, cuando es habitual descargar el tren delantero y que la dirección se vuelva nerviosa, no encontraremos shimmies.

Pasando al X30 trasero nos encontramos con otro punto medio perfecto. Aunque sí que encontramos algo de deslizamiento sobre terrenos blandos es un movimiento perfectamente controlable y nada violento. La transición entre tener las ruedas alineadas y comenzar a derrapar es muy controlable. También tirando del freno trasero a la entrada de las curvas cerradas para colocar la moto nos encontramos con que se puede hacer con la seguridad de que el bloqueo de la rueda trasera no nos va a descabalgar al buscar de nuevo la tracción.

Bridgestone Battlecross: conclusión

Los japoneses de Bridgestone se han sacado de la manga una nueva forma de escultura en los neumáticos de offroad para ofrecer unas características únicas que hasta ahora no se habían visto. Es posible que estos neumáticos sean capaces de marcar una diferencia con respecto a sus competidores.

Si tuviera que elegir yo, me quedaría posiblemente con los X30. Me parecen la opción más equilibrada de las tres versiones. El X20 quizá sea demasiado enfocado al motocross y el X40 muy específico para terrenos rocosos. Aunque como se suele decir, en la variedad está el gusto.

Nota:
Los gastos de viaje para la presentación de la gama Bridgestone Battlecross han sido asumidos por Bridgestone Europa. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Conjunto camiseta/pantalón/guantes Alpinestars Racer Supermatic y botas Alpinestars Tech7.

Vídeo | Youtube Parte anterior | Probamos la nueva gama Bridgestone Battlecross en Austria (características y curiosidades)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio