Publicidad

Dunlop SportSmart², prueba (conducción en circuito y carretera)

Dunlop SportSmart², prueba (conducción en circuito y carretera)
3 comentarios

Después del palizón que os metimos ayer en la primera parte de la prueba de los nuevos Dunlop SportSmart², la cual esperamos que al menos os pareciese tan interesante como a nosotros cuando nos la explicaron. Pero hoy entramos de lleno en faena para su prueba tanto en pista como en carretera, algo mucho más divertido.

Los test estuvieron divididas en dos jornadas, convenientemente estudiadas para que pudiésemos comprobar y comparar con su predecesor las nuevas cualidades. Así veríamos de la forma más objetivamente posible si existía una mejora real de este nuevo neumático. Y en estas dos jornadas probaríamos el nuevo Dunlop SportSmart² en tres escenarios diferentes: circuito seco, circuito mojado y carretera.

El circuito elegido para la ocasión, como no podía ser otro, fue el de Mireval. Allí se realizan los test de Dunlop, incluso para la categoría de Moto2 y fue también el escenario donde se gestionó toda la fase de pruebas cuando el neumático se encontraba en pleno desarrollo.

Se trata de un circuito relativamente corto, de poco más de tres kilómetros pero bastante técnico y con dos partes muy diferenciadas: una primera mitad muy rápida en la que las supersport superan a final de recta los 200 km/h y las superbike llegan casi a rozar los 250 km/h con curvas también muy rápidas (de entorno a los 170-180 km/h) para luego entrar en una segunda parte mucho más revirada, con curvas lentas, cambios rápidos de dirección e incluso zonas ciegas.

En el siguiente vídeo podéis ver un par de vueltas al circuito con una Kawasaki ZX-10R equipada con sistemas de adquisición de datos para poder mostrarnos la información en pantalla:

Dunlop SportSmart², prueba en circuito seco

Dunlop SportSmart²

Para esta primera parte de la prueba, contamos con cuatro Honda CBR600RR y cuatro Yamaha YZF-R1. Dos de cada una de ellas equipaban los antiguos SportSmart y las otras dos, los nuevos Dunlop SportSmart². La forma de probarlos era muy sencilla: salir a pista con los viejos para luego montarnos en una moto idéntica pero con los nuevos neumáticos.

La elegida para esta primera toma de contacto fue la Honda CBR600RR. Nunca he sido muy amigo de las deportivas (ya sabéis que me gustan más las naked de manillar ancho) pero por vosotros hice gustosamente un esfuerzo (guiño-guiño). Tras unas vueltas de aclimatamiento al circuito y a la moto entramos de nuevo a boxes para salir con los nuevos Dunlop SportSmart².

Lo primero que noté, y no llevaba más de 150 metros sobre ellos, es que la moto se siente mucho más ligera y su velocidad tanto para inclinar como para los cambios de dirección se hace mucho más rápido y con menos esfuerzo.

Según íbamos aumentando el ritmo y buscándole las cosquillas, la sensación se acrecentaba. Tanto en la rapidísima curva a derechas antes de la recta de atrás como en la frenada posterior en la que hay que trazar una chicane izquierda derecha frenando desde los 200 km/h, la Honda CBR600RR se sentía más ágil y más fácil de llevar por donde queríamos.

Aunque no apretamos al máximo (tanto por nuestra seguridad como por el conocimiento de que no son gomas hechas expresamente para circuito), en ningún momento tuvimos problemas de tracción aun acelerando bastante inclinados.

Dunlop SportSmart²

De nuevo en boxes, llegaba el momento de probarlos en una superbike, en este caso la Yamaha YZF-R1. Sería interesante ver como se comportaba con una moto con muchas más potencia, par y peso.

De nuevo con el cambio de neumáticos, la Yamaha parecía adelgazar unos cuantos kilos cuando entrábamos en las curvas. Y eso que la Yamaha para mi gusto es un poco cabezona, algo que se incremente se te has bajado de un peso pluma como es una supersport.

Alcanzando ahora velocidades punta más elevadas, la moto permanecía muy estable, sin movimientos de la dirección aun acelerando con contundencia. El control de tracción nos avisó en alguna ocasión que estábamos siendo un poco fogosos con el gas pero siempre el Dunlop SportSmart² se mostró como un neumático muy noble, más todavía que su predecesor.

Dunlop SportSmart², prueba en circuito mojado

Dunlop SportSmart²

Ya sabía yo que tantos años de conducción bajo la lluvia al final tenía que dar sus frutos (para esto también mola vivir en Asturias). Y es que a lomos también de cuatro Suzuki GSR750, probaríamos las características de los Dunlop SportSmart² pero en este caso en el circuito interior.

Este dispone de un sistema de riego que mantiene una capa constante de agua en el asfalto, además de una curva redonda a derechas donde ir probando la capacidad de los neumáticos hasta que nos de los primeros indicios de que empiezan a deslizar.

De nuevo el trazado dispone de dos zonas rápidas unidas por otras más lentas. ¿Cuántos de rápidas? Pues las enlazadas que se pueden ver antes del óvalo se llegan a trazar por encima de los 100 km/h, y eso con una capa de agua de 3 milímetros debajo de las ruedas hace que se te seque la boca. Que cosas, un montón de agua y tú rodando con la boca seca. Y sin mojarte, que eso sí que es extraño.

Dunlop SportSmart²

Tras varias vueltas con el SportSmart que se encontraba actualmente en el mercado, llegaba el turno de poner a prueba el Dunlop SportSmart². En un par de vueltas, no apreciamos un incremento del agarre en mojado. En el anterior ya era bueno por lo que en el nuevo tampoco era necesario buscar un incremento mayor.

Donde si se apreciaba diferencia es en esas curvas que os comentaba a alta velocidad. Allí la Suzuki GSR750 se sentía más aplomada, dando una menor sensación de que empezaba a flotar sobre el agua en un indicio de que si seguíamos incrementando la velocidad acabaríamos en un nada divertido acuaplanning.

También pudimos apreciar desde el primer momento una mayor confianza, sobre todo en el neumático delantero. Como la moto con ellos es más ágil, se puede meter en la curva con mayor confianza y con una menor sensación de que lo estás forzando más allá del límite aconsejable.

Dunlop SportSmart², prueba en carretera

Dunlop SportSmart²

Por último, tocaba poner a prueba los nuevos Dunlop SportSmart² en el ambiente en el que van a estar el 90% de su vida: la carretera. Para ello la gente de Dunlop nos escogió un recorrido de casi 300 kilómetros que nos haría ir desde la propia localidad de Mireval hacia el norte, y llegar así a La Garde Albaret. El recorrido se haría de una forma muy similar a las anteriores pruebas ya que contaríamos con otras Suzuki GSR750 montadas con uno y otro neumático. En este enlace podéis ver aproximadamente la ruta que realizamos.

Una vez en marcha, el clima de Francia pareció saber que estábamos de pruebas y nos deleitó con gran parte del recorrido con el asfalto mojado o lo que era peor, con partes húmedas que de vez en cuando te sorprendían en una curva.

Gran parte de los kilómetros que realizamos lo hicimos por carreteras secundarias con el asfalto muy bacheado. Al principio no nos dimos cuenta pero luego caímos de nuestro propio asiento al entender el porqué de este viaje: el aumento de confort.

Dunlop SportSmart²

Si bien lo que pudimos apreciar antes en el circuito se corroboró en carretera (agilidad, ligereza, facilidad para entrar en las curvas, mucha más confianza en asfalto mojado) hasta entonces no habíamos podido probar la mejora en la comodidad gracias a la nueva construcción del nuevo Dunlop SportSmart².

Disminuye la deformación tanto a alta velocidad como de la huella de contacto con el asfalto pero sorprendentemente es más amigable con nuestras posaderas. La moto se siente más blanda o lo que es lo mismo, más cómoda en asfalto irregulares.

Por lo tanto, hemos podido comprobar que las mejoras de las que hablábamos ayer del Dunlop SportSmart² respecto a su antecesor se cumplen y, lo que es más importante, se aprecian perfectamente.

Dunlop SportSmart²

Para acabar, os dejamos con las medidas del Dunlop SportSmart² que ya se encuentran disponibles así como el precio recomendado de venta al público. Luego ya sabéis que cada distribuidor aplica los descuentos que cree conveniente en cada caso.

| Tipo | Medida | Precio | | Delantero | 120/60ZR17 (55W) TL | 137,78 € | | Delantero | 120/70ZR17 (58W) TL | 146,67 € | | Trasero | 160/60ZR17 (69W) TL | 204,44 € | | Trasero | 180/55ZR17 (73W) TL | 222,22 € | | Trasero | 190/50ZR17 (73W) TL | 228,89 € | | Trasero | 190/55ZR17 (75W) TL | 233,33 € |

Pero, un momento. Estábamos pensando que por qué en vez de dejarlo aquí, os intentamos convencer y mañana acabamos por todo lo alto con un vídeo de las dos jornadas de pruebas así como explicando cuál es el proceso de fabricación del Dunlop SportSmart². ¿Os apuntáis?

Continuará...

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco Schuberth SR1, chaqueta Viper Textile Jacket de Alpinestars y protector cérvical Neck Brace ADV II Medium

Parte anterior | Dunlop SportSmart2, prueba (características y curiosidades) Siguiente parte | Dunlop SportSmart², prueba: ¿cómo se fabrica?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios