Compartir
Publicidad
Aquellas maravillosas motos: prueba Kawasaki ZX-R 750 J (valoración y galería)
Zona de Pruebas

Aquellas maravillosas motos: prueba Kawasaki ZX-R 750 J (valoración y galería)

Publicidad
Publicidad

He de reconocer que cuando tengo que devolver una de estas míticas motos noventeras que me dejan, me da mucha pena tener que hacerlo y que no pueda, por el contrario, dejarla aparcada en mi garaje. Pero uno debe ser realista y no todos los sueños se cumplen aunque por ello, no voy a dejar de perseguirlos. La Kawasaki ZX-R 750 siempre ha sido una moto que me gustaría tener y, a lo mejor, la suerte me sonríe y un día de estos hago una locura.

Quizás antes cuando la tenía mitificada de como mucho haberla observado de cerca, pero nada más, dormía tranquilo por las noches. Pero ahora un bicho me come por dentro. ¿Quién me mandaría a mi haberme subido? La verdad es que no me importaría conseguir una de estas, o una Suzuki GSX-R 750 como la que probamos, una EXUP (tengo que conseguir una para probar)... joer, es que me gustan todas.

Kawasaki ZX-R 750

A estas alturas, a quién le importa que en su día no fuese la más rápida, ni la más cómoda, ni la más potente. Más de veinte años después lo que de verdad a uno le hace abrir los ojos y mostrar una sonrisa es lo que le hace sentir en el corazón, en el alma. Y estas motos saben hacerlo mejor que ningún modelo moderno, tal y como hemos dicho en otras ocasiones.

Ya con más de 80.000 kilómetros a sus espaldas, por ella no han pasado los años. Es noventera, tiene estética japo que se aprecia a la legua y de aquella, si no tenías un doble foco delante no eras nadie. Decimos ahora que todas las motos son iguales pero no nos pensemos, antes tampoco había grandes diferencias aunque ahora las veamos con nostalgia. Dentro de 20 años igual todas las motos se parecen a una evolución más radical de la H2, y las de ahora las recordaremos con nostalgia, o no. Espero seguir aquí para contároslo.

Kawasaki ZX-R 750

Por último y para acabar, antes de dejaros con la ficha técnica y nuestra valoración (en estas, nuestra opinión es completamente subjetiva, creo que es lo que merecen estas motos), como es habitual os adelantamos cuál será la siguiente clásica anterior al cambio de siglo que pasará por nuestras manos. Y en contra de las tres que llevamos hasta ahora, la preparación máxima es su seña de identidad, no su apariencia de serie. En breve, más.

Aprilia Rsv

Kawasaki ZX-R 750 - Ficha técnica

Motor  
 Tipo4 cilindros en línea transversal, 4 tiempos, DOHC, 16 válvulas
 Cilindrada749 cm³
 RefrigeraciónLíquida
 Diámetro x carrera71x47,3 mm
 Relación de compresión10.8:1
 Potencia máxima100 cv a 10.500 rpm
 Par máximo74,5 Nm a 9.000 rpm
 AlimentaciónCuatro carburadores Keihin CVKD (velocidad constante) de 38 mm con Ram-Air simple
 EncendidoDigital
Transmisión  
 EmbragueMultidisco en baño de aceite con accionamiento hidráulico
 Cambio6 velocidades
 Transmisión finalCadena
Parte de ciclo  
 ChasisAluminio
 Suspensión delanteraHorquilla invertida, barras de 43 mm, regulación en compresión y rebote
 Suspensión traseraUni Track Monoshock regulable en precarga y rebote
 Freno delanteroDoble disco 320 mm, pinzas de cuatro pistones
 Freno traseroDisco de 230 mm, pinza de doble pistón
 Rueda delantera120/70 ZR17
 Rueda trasera180/55 ZR17
Dimensiones y pesos  
 LongitudN/D mm
 AlturaN/D mm
 AnchuraN/D mm
 Distancia entre ejes1.420 mm
 Altura del asiento800 mm
 Peso en orden de marcha221,6 kg
 Capacidad del depósito18 litros
 Consumo medio declarado6,13 l/100 km
Precio  
 Precio recomendado de venta de segunda manoEntre 1.000 € y 2.000 €
 Color"Telefónica"

Kawasaki ZX-R 750 - Valoración

8.23

Motor8,5
Vibraciones9,5
Cambio8
Estabilidad8,5
Agilidad8
Suspensión delantera7,5
Suspensión trasera6,5
Freno delantero8,5
Freno trasero8
Comodidad piloto7,5
Comodidad pasajeroN/D
Consumo9
Acabados8,5
Estética9

A favor

  • Espacio para el piloto
  • Ausencia de vibraciones
  • Agilidad

En contra

  • Suspensión muy seca
  • Poca potencia respecto a la competencia
La Kawasaki ZX-R 750 J de 1991 es un modelo que en España se nos antoja mítico por la coincidencia de sus colores con los de la compañía de teléfonos, y de ahí que todo el mundo la llame "la Telefónica". Creo que pocos o muy pocos a los que preguntes y que superen la treintena no sabrán de qué moto les estás hablando

Es macarra hasta decir basta: la araña a la vista, los dos tubos que se incrustan en el depósito desde la parte alta del frontal, el alerón que hace las veces de asa en la parte trasera... Como un cúmulo de ideas chaladas que han puesto todas juntas para crear una moto mítica pero que, incomprensiblemente es de todas las motos de la época la menos potente

Dura como una piedra y con un depósito que intentará dejarte sin descendencia, te agasajará con una magnífica frenada, un motor suave como la mantequilla pero con mala leche en la parte alta del cuentavueltas y una magnífica agilidad para entrar en curva, así como una postura de conducción que, aunque deportiva, es válida para pilotos de todas las tallas.


 
Nota:
La Kawasaki ZX-R 750 ha sido cedida por Pelayo para la prueba así como asumidos los gastos. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Parte anterior | Aquellas maravillosas motos: prueba Kawasaki ZX-R 750 J (conducción)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio