Publicidad

Provocas un accidente y te das a la fuga, no se puede ser más ruin y cobarde

Provocas un accidente y te das a la fuga, no se puede ser más ruin y cobarde
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

No puedo evitarlo, me hierve la sangre al ver cosas así. Pero primero pongámonos en situación de la manera más objetiva posible, un motorista va haciendo su ruta mientras lo graba con su cámara. Llega a una rotonda y no se muy bien por qué se pega una vuelta completa. Primero vemos cómo al entrar en la rotonda, en la salida de justo enfrente un scooter circula detrás de un Volkswagen Touran. Hasta ahí bien.

Cuando el motorista da la vuelta y volvemos a ver la misma salida, el VW Touran está detenido en el márgen derecho de la calzada y el scooter le ha adelantado. Quizá el conductor del coche se detuviera de mala manera y el conductor del scooter le dijera algo, porque a continuación, cuando el motorista que va grabando toma la misma salida, el coche sale disparado directo a por el del scooter.

Cuando llega a su altura se sitúa a su izquierda y sin ningún tipo de reparo le corta el paso, el coche impacta con el scooter y el resultado es de esperar. El scooter y su conductor caen al suelo y el del coche se da a la fuga ni corto ni perezoso.

Mientras el pasajero que circulaba en la moto que va grabando se baja a atender al accidentado, nuestro cámara decide irse detrás del Touran hasta que el vehículo se detiene en un aparcamiento donde empieza un conversación absurda en la que el conductor del coche, sin el menor pudor, justifica lo que ha pasado.

A continuación os dejamos una pequeña transcripción de la conversación para el que no controle demasiado de inglés:

Motorista: He visto cómo le tirabas

Conductor: Él me provocó

M: En ningún caso puedes tirarle

C: Sí, aquí estoy

M: Sí...

(El motorista se baja y va a llamar a las autoridades)

C: ¿Policía?

M: Sí, por supuesto. Naturalmente

C: (algo que no se le entiende)

M: ¿Qué?

C: Tarjeta

M: ¿Tarjeta? ¿Qué tarjeta?

C: ¿Eres policía?

M: No, no soy policía. Estoy llamando a la policía

C: (masculla algo sobre la policía)

M: Sí, vamos a llamar a la policía ahora mismo.

C: ...

M: No puedes huir así del lugar de un accidente. El otro estaba allí tendido, lesionado. Se arrastró por toda la calle.

C: ¿Le viste cómo me hizo un corte de manga?

M: ¿Y qué? No puedes atropellarle en ningún caso

C: ¿Y qué más querías que hiciera?

M: Tengo grabado cómo le atropellas

C: ¿Dónde?

M: Aquí (señalando la cámara). Por el amor de Dios...

Finalmente, el motorista llamó a la policía y al conductor del scooter le llevaron al hospital, no resultó herido de consideración, pero sí que tuvo que recuperarse de un estado de shock severo. Las autoridades le retiraron el permiso de conducir al conductor del coche de forma inmediata hasta que se celebrase el juicio en el que testificarían tanto el peatón que vemos en el vídeo como el motorista y su pasajero.

Espero que le cayera un buen paquete a este malnacido. De verdad, no puedo con estas cosas. Ni con la maniobra, ni con las justificaciones absurdas, ni con la prepotencia con la que defienden sus argumentos.

Que sí, que no pasó nada grave, pero me da igual. ¿Y si el del scooter cae bajo las ruedas del coche que venía de frente? No señor, no se pueden consentir estas cosas.

Vídeo | Youtube

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir