Compartir
Publicidad

El vídeo del tercer intento de robo a la misma moto en una semana va a ser lo más indignante que veas hoy

El vídeo del tercer intento de robo a la misma moto en una semana va a ser lo más indignante que veas hoy
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El despropósito de los robos de motos en Inglaterra continua absolutamente fuera de lugar. Los ladrones actúan con total tranquilidad sin ocultar sus intenciones y las cifras dan casi tanto miedo como los medios que utilizan: 44 motos robadas al día. Hasta publican sus hazañas en redes sociales luciendo las motos que roban.

Este pasado fin de semana ha sido especialmente difícil para el youtuber Shaun Rider, quien ha tenido que ver desde su propia ventana cómo intentaban robar su Yamaha MT-07 por tercera vez en menos de una semana. El vídeo es, como poco, indignante.

Es el propio Shaun quien relata el despropósito que tienen que sufrir a diario los motoristas ingleses. Tal y como él mismo comenta el primer día que estos malnacidos intentaron robarle su moto fue el 26 de marzo a las 16:00, en plena tarde. Tres ladrones acudieron a la puerta de su casa para sustraer su MT-07 pero un antirrobo en el disco les disuadió por tener que invertir más tiempo del que esperaban.

El segundo día fue el 30 de marzo a medianoche. Esa vez fueron sólo dos los que intentaron llevarse su preciada montura y, de nuevo, el candado (esta vez en la rueda trasera) hizo que se marcharan por donde habían venido después de reventar el del freno delantero.

Ladrones

El vídeo que ves sobre estas líneas fue tomado el 1 de abril, sólo unas horas después del segundo intento. Un total de cuatro asaltantes en dos motos diferentes (seguramente también robadas) se desplazaron hasta la puerta de su casa para robar su moto a plena luz.

Las tácticas seguidas son las habituales que llevan usando los ladrones al verse impunes: dos vigilan y mantienen las motos de huida en marcha mientras otros dos amenazan y tratan de llevarse la moto. Amenazan a los propietarios dentro de sus casas con armas blancas o contundentes mientras otro integrante de la banda trata de desbloquear la moto.

Mientras tanto los propietarios y sus familias no pueden hacer otra cosa aparte de gritarles que se vayan, llamar a la policía y grabar la escena confiando en que de esta manera los ladrones desistan de sus intenciones. Por suerte para Shaun, volvieron a marcharse sin quitarle la moto, pero ¿cuánto tardarán en volver?

Un problema que va más allá de los robos de motos

Este caso es sólo uno más de tantos que cada vez con más asiduidad pueblan Internet. Hace sólo unos meses veíamos cómo una Ducati 899 volvía a ser presa de los cacos tras varios intentos previos ante la atónita mirada de su dueño, al que rompieron una ventana y amenazaron con un cuchillo en el interior de su casa.

El problema va más allá de los robos de motos en sí mismos. Aparte del negocio que supone la venta por piezas de motocicletas, los ladrones se sirven de estos vehículos para cometer otros delitos. Los delitos relacionados con motocicletas se han disparado un 1.000% en Inglaterra en sólo 3 años.

En una de estas fechorías, mientras dos ladrones huían del escenario de un crimen en una Triumph Daytona 675 atropellaron a un niño de sólo 10 años mandándole al hospital donde tuvo que ser ingresado de urgencia en estado grave.

Ladrones

Ante esta situación las autoridades británicas han llegado a plantearse poner al ejército en las calles a realizar labores de vigilancia y disuasión. James May incluso aseguró que la única manera de acabar con esta lacra era disparar a los ladrones, viendo que la policía ni siquiera puede perseguir a los sospechosos puesto que éstos han optado pos quitarse el casco en las persecuciones para impedir que sean derribados en las huidas y demanden a los agentes por las lesiones sufridas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio