Publicidad

¿Dónde vamos? ¿Mar o montaña? Pues cojamos el scooter acuático o el scooter tienda

¿Dónde vamos? ¿Mar o montaña? Pues cojamos el scooter acuático o el scooter tienda
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy una ración de tres vídeos que perfectamente podrían responder a la frase que reza "no me puedo creer que lo hayan inventado". Sobre todo si tenemos en cuenta que son inventos de los años 60 y que, tomando como base una motocicleta, se reinventa para darle otros usos adicionales.

En el primero de ellos, el sidecar de un conjunto moto-side se reconvierte en una pequeña embarcación con motor incorporado en el que poder recorrer los canales de tu lugar de residencia. Incorpora todo lo necesario, desde un par de asientos al timón para gobernarlo pasando por el pertinente indicativo con su matrícula.

Es lo suficientemente ligero para que entre dos personas puedan extraerlo del chasis del sidecar y botarlo en el agua para, posteriormente, surcar el ancho mar. Bueno, igual tanto no, pero no deja de ser de lo más curioso.

El segundo invento también tiene una relación acuática directa, aunque en este caso como vehículo mixto para la carretera y el agua. Define perfectamente lo que es un vehículo anfibio ya que mediante sendos flotadores laterales, permite al scooter navegar. Una vez en el agua, es la rueda trasera la que lo impulsa y la delantera quien permite gobernarlo, permitiendo incluso llegar a otra persona. Las escenas están rodadas en el río Támesis.

Por último, si no somos muy afines del líquido elemento y preferimos ir hacia territorios más al interior, tenemos una versión muy especial de scooter dotado de tienda de campaña. Además de circular relativamente protegidos, una vez que hemos llegado al destino es cuestión nada más de colocar varios tubos y telas para conseguir un lugar donde descansar. Es algo así como la versión barata de la Brunnhilde que vimos hace algún tiempo.

Si es que, como se suele decir, está todo inventado...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir