Compartir
Publicidad
¡Bendita locura! Los mejores momentos de Travis Pastrana y otros cinco pilotos acrobáticos en moto
Vídeos

¡Bendita locura! Los mejores momentos de Travis Pastrana y otros cinco pilotos acrobáticos en moto

Publicidad
Publicidad

Este pasado domingo Travis Pastrana consiguió una gesta memorable. El piloto norteamericano rindió tributo a Evel Knievel ejecutando tres de sus saltos más célebres. Precisamente a Pastrana le debemos la culpa de que hoy tengamos los espectáculos de la magnitud que se merecen, en todas las disciplinas.

Los stuntriders son entendidos como los pilotos acrobáticos. Pilotos extremadamente hábiles que nos hacen sentir mal a los que no sabemos ni separar una rueda del suelo, así que hoy vamos a repasar algunos de los mejores momentos de Pastrana y otros cinco pilotos más. ¡Coge palomitas!

Travis Pastrana

Genio, figura y gran artífice del freestyle tal y como lo conocemos hoy. Travis Pastrana se labró una trayectoria como uno de los pilotos acrobáticos más inconscientes logrando hace la friolera de 12 años, en 2006, convertirse en el primer hombre en ejecutar un doble backflip en competición.

Sin ser demasiado viejo para la retirada, Pastrana colgó las botas y se centró en Nitro Circus, un espectáculo mundial en el que podría hacer las cosas como le dieran la gana, sin límites, juntando disciplinas. Cuatro años después de intentar su último backflip volvió a realizarlo, en este caso a dúo con Josh Sheehan, y la verdad es que no salió como era de esperar. El susto fue mayúsculo, y que saliera ileso aún más.

Pero esta gente es adicta a la adrenalina. Pastrana no pudo rechazar la oferta de Red Bull para participar en 2014 en el Red Bull Straight Rhythm y lo hizo a su manera. No ganó, pero el backflip que se marcó en meta al final de una de las mangas quedará para siempre.

Por supuesto su hazaña más reciente ha sido encadenar en una misma tarde tres de los saltos más legendarios de Evel Knievel: Saltar 52 coches, volar sobre 16 autobuses y completar el salto donde Knievel casi se mata en la fuente del Caesars Palace.

Y bueno, por si te quedaban dudas de qué es Nitro Circus, aquí tienes un resumen rápido:

Robbie Maddison

Uno de los peores rivales a los que Pastrana tuvo que enfrentarse en su carrera fue Robbie Maddison. El australiano está tan loco o quizá un poco más que el 199 y sus duelos fueron brutales en competición. Cuando los campeonatos se le quedaron pequeños, Maddo empezó a tontear con los récords, convirtiéndose en el primer hombre en romper la barrera de los saltos de más de 300 pies (91,44 metros) al sobrevolar un campo de fútbol americano.

Aquello fue casi un entrenamiento sobre tierra firme porque poco tiempo después hizo uno de los saltos más peligrosos sobrevolando el Canal de Corinto con un salto de 85 metros entre los dos extremos del abismo de roca y agua.

Más tarde como la longitud ya no le decía nada empezó a plantearse los saltos en vertical, así que decidió que sería una buena manera de celebrar la Nochevieja de 2008 saltando y volviendo a bajar del Arco del Triunfo del casino Paris en Las Vegas.

El aterrizaje fue tan brutal que la mano derecha de Robbie se salió del manillar, no sin antes extender tanto hacia atrás el dedo pulgar que la piel de su mano no lo aguantó y se rajó por completo, necesitando puntos de sutura para unirse de nuevo. Esta gente está fatal.

Ya puestos, en 2016 se tiró montaña abajo desde una plataforma de salto de esquí olímpico en el complejo de Park City (Utah), aunque eso ya parece poco viendo lo anterior.

Que los límites suponen un desafío para Maddison está bastante claro. Tierra, aire... sólo le faltaba probar con su moto sobre agua, y lo hizo. Logró surfear una ola en moto sobre las aguas de Tahití y, de paso, romper los récords de distancia recorrida en moto sobre el agua (31,9 km), mayor salto desde tierra hasta aterrizar en el agua (18,6 metros) y mayor velocidad en moto sobre el agua (93,3 km/h).

Tom Pagès

Después de una serie de lesiones justo cuando estaba repuntando, Tom Pagès volvió con mucha fuerza. Tanta como para dominar el calendario del Red Bull X-Fighters antes de que este certamen se acabase. El último año que pudimos ver la magia del francés en Madrid fue en 2016 (antes de lesionarse de nuevo en 2017) y nos dejó algunos movimientos épicos.

Pese a la desaparición de su principal campeonato Tom Pagès no se ha detenido, se ha recuperado de sus lesiones y ha seguido entrenando como un animal para recuperar la forma y seguir nutriendo su repertorio de demencias sobre dos ruedas.

Aaron Colton

Aaron Colton ha sido uno de los chavales más precoces en el mundo del stuntriding propiamente dicho. Casi en los albores de YouTube, cuando Colton sólo tenía 14 años y corría el año 2006, este jovencísimo rider empezó a hacer sus pinitos con moto grande.

No pasó ni un año cuando en 2015 Colton consiguió el título de la XDL National Stunt Riding convirtiéndole así en el niño prodigio del stunt, siendo el más precoz a día de hoy en conseguir este galardón. Se hizo mayor y sus juguetes fueron creciendo también, como la preciosa Victory Octane customizada que pilota en el siguiente vídeo.

Tim Coleman

Desde Australia y para muchos desconocido, Tim Coleman es otro virtuoso. Desde pequeño Coleman empezó a labrarse un nombre en el mundo del trial, lo que le facilitó la técnica necesaria para comprender y dominar obstáculos con cualquier tipo de moto.

El resultado es un piloto que actualmente está participando en pruebas de enduro extremo, realiza espectáculos de acrobacias y es monitor de especialistas de acrobacias para cine y televisión. Su control sobre la moto a una rueda es especialmente insultante.

Chris Pfeiffer

Todo un veterano. Chris Pfeiffer ha sido piloto oficial de stunt para BMW durante prácticamente toda su carrera. Ahora ya está retirado pero aún así sigue haciendo participaciones esporádicas para la marca de Munich. A sus 48 años algunos le tacharán de viejo; para mí sigue siendo una bestia capaz de poner de manos una BMW K 1600 GT de más de 300 kg.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio