Compartir
Publicidad

Detenido un joven por circular en Burgos a 212 kilómetros por hora

Detenido un joven por circular en Burgos a 212 kilómetros por hora
23 Comentarios
Publicidad

Muchas veces tenemos la fama que nos merecemos. Y no seré yo el que arroje la primera piedra, porque sé lo que es conducir tu nueva moto, y estar tentado a probar cómo se comporta dándole al gas con alegría. Pues algo parecido le debió suceder al joven que conducía la moto recién comprada en Vizcaya y que bajaba con ella en marcha camino de la comunidad de Madrid, cuando una bonita foto inmortalizó ese momento a una velocidad de 212 kilómetros por hora cuando circulaba por la A-I. Que me imagino yo, que tendría prisa, mucha prisa. Incluso como para olvidarse de que estás cometiendo un delito.

Así, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, detuvo a un joven de 28 años, cuya identidad responde a las iniciales D.B.O, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, cuando conducía una motocicleta a 212 kilómetros por hora en un tramo limitado a 120. Según los datos facilitados por fuentes de la Benemérita, los hechos se produjeron el sábado en la autovía A-I, en la zona de La Ribera, cuando una motocicleta circulaba sentido Madrid, a una velocidad excesiva, ya que superó en más de 80 kilómetros la velocidad genérica establecida para esta vía, que es de 120. Al pasar a la altura del vehículo de la Agrupación de Tráfico, fue detectada su velocidad por el cinemómetro, que en ese momento mostró una velocidad de 212 kilómetros por hora. El joven fue parado varios kilómetros más adelante y detenido, y al parecer, acababa de adquirir la moto en Vizcaya y se dirigía a su domicilio en la Comunidad de Madrid. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Aranda de Duero. Desde luego no llega a los 247 Kilómetros por hora del trabajador del concesionario que pillaron hace unos meses, pero el delito es el mismo.

Vía | Europa Press

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio