Compartir
Publicidad
Publicidad

Carreras de sidecar, sólo para los más valientes

Carreras de sidecar, sólo para los más valientes
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

La última vez que os hablé de un sidecar de carreras se trataba de una pareja que se dedicaba a competir con sidecar clásicos. Y la verdad es que no se les daba nada mal. Pero la cosa varía un poco cuando ves las imágenes de una carrera “seria” con estos artefactos. El vídeo que os traigo hoy es de 1987, y se filmó durante una carrera en el circuito del cementerio de Wanganui en Nueva Zelanda. Dejando a un lado eso de hacer un circuito en un cementerio, la carrera nos deja ver lo competido de una de estas carreras, porque en este caso los pilotos van con el cuchillo entre los dientes.

Como nota curiosa hay un sidecar que colisiona contra la cámara de televisión que estaba grabando la carrera. Colisión que se saldó sin mayores problemas que el susto, aunque en la reseña de You Tube dicen que el operador de sonido que también se vio implicado en el accidente murió un par de años después en un accidente de helicóptero.

Retomando el tema de los sidecar, en breve podréis leer una prueba de uno. Gracias a un amigo que por fin ha conseguido legalizar el suyo y nos hemos ido a dar unas vueltas por ahí con él. Vaya como adelanto que en la primera curva casi nos estampamos contra una colección de bolardos porque esto no gira ni se conduce como una moto. Hay que cambiar el chip y realmente hay que girar el manillar para girar.

Vía | Oliepei.nl
En Motorpasión Moto | Sidecar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos