Compartir
Publicidad

Prueba de la BMW K1200R Sport (4/4). Conclusiones finales.

Prueba de la BMW K1200R Sport (4/4). Conclusiones finales.
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Polivalencia es la palabra que mejor define a la BMW K1200R Sport. Se trata de una moto que a pesar de sus intimidatorios 163 caballos de potencia y 241 kilos de peso, es más "utilizable" de lo que cabe esperar. Para ir a trabajar a diario, para pasear los findes de semana, para hacer largos viajes o para divertirnos en puertos de montaña como alguno de los que pasamos durante los 300 kilómetros que hicimos en ella para hacer esta prueba, la K1200R Sport puede con todo y no hace ascos a casi nada.

BMWK1200RSport

Su precio de 15.750 euros es elevado, pero hay que tener en cuenta que por este precio tendremos una especie de "mezcla de varias motos" en una sola difícil de encontrar en otros modelos del mercado, y además contaremos con la garantía y el respaldo de una marca "premium" como BMW. En lo que desde Moto22 no dudamos es en que todo aquel que la compre debería montar el control de tracción del que hablamos en la tercera parte de la prueba, un elemento de seguridad que por solo 327 euros, nos salvará de más de un susto sobre todo cuando la carretera esté humeda, sucia o simplemente cuando se nos vaya un poco de más la mano con el puño derecho y le busquemos las cosquillas al motor de 163 caballos.

Otras opciones como el ABS de 1.240 euros, los puños calefactables de 224 euros o el control de presión de neumáticos de 235 euros simplemente completarán una moto que ya de serie se sitúa en un nivel muy alto.

Más en Moto22 | Prueba de la BMW K1200R Sport (1/4) Prueba de la BMW K1200R Sport (2/4) Prueba de la BMW K1200R Sport (3/4)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio