Publicidad

El incombustible Randy Mamola correrá el Sultans of Sprint con la Appaloosa, una bestia con óxido nitroso

El incombustible Randy Mamola correrá el Sultans of Sprint con la Appaloosa, una bestia con óxido nitroso
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Quién le diría al incombustible Randy Mamola, ex piloto de MotoGP y desde hace un año miembro del MotoGP Legends Hall of Fame, que a sus 59 años iba a competir en el Campeonato de Sultans of Sprint 2019, una competición en el que la aceleración lo es todo.

Mamola correrá con una preparación modificada y mejorada de una Indian 1.200 Scout que está fabricada para que tenga la máxima aceleración posible. El nombre de su bestia mecánica: Appaloosa.

Una moto para honrar el centenario de la Indian Scout

El equipo de Workhorse Speedshop, liderado por Brice Hennebert, ha sido el responsable de crear este cohete de carreras. Han dedicado nada menos que 700 horas en diseñar y fabricar esta Appaloosa a partir de una Indian Scout Bobber, un modelo del que se cumple este año su centenario cuando se creó la Indian Scout de 1919 (de ahí que lleve el dorsal 19).

Esta moto tan peculiar está construida con el motor de 1.250 centímetros cúbicos de la Indian Scout. Aunque no se ha modificado nada del corazón de la máquina, sí que se ha aumentado su potencia hasta los 130 CV gracias a elementos como una ECU de competición, una admisión directa, un power commander, un sistema de inyección de óxido nitroso y un sistema de escape de titanio firmado por Akrapovič que hace que "el sonido de la moto sea un disparate", según Brice Hennebert.

Para controlar toda esa potencia, tiene un basculante nuevo de aluminio fabricado a mano por Workhorse, sus suspensiones son Öhlins, sus amortiguadores traseros son STX 36 piggyback y para mejorar su estabilidad incluye un amortiguador de dirección. La transmisión se ha modificado para que transfiera toda la potencia posible a través de una cadena que sustituye a una correa. Para detener el conjunto han recurrido a unos discos de freno 4D Aerotec de 230 milímetros de diámetro.

En una moto diseñada para acelerar, las marchas deben entrar lo más rápidamente posible por lo que también le han añadido un quick-shifter. Para conseguir que la tracción sea la máxima posible y evitar que la moto se levante se ha retrasado la posición de las estriberas de forma que el piloto está tumbado hacia adelante sobre el depósito (de solo 2,5 litros, lo justo para el sprint) para que el tren delantero pueda tener el agarre suficiente y la rueda esté en contacto con el suelo.

La Appaloosa corre en la categoría Factory Class. Aquí los motores tienen que ser de cuatro tiempos y estar refrigerados por aire o por agua. No hay límite de potencia, pero tiene que haber una relación de peso y potencia de 0,65 CV/kg. Las motos más utilizadas en esta categoría son: Yamaha (XSR7 o MT-07), BMW Motorrad (R NineT o R 1200 R), Triumph (Thruxton o Bobber) y Indian Motorcycle Scout 1200.

Existe otra categoría en el campeonato que se denomina Freak Class. En ella las motos también deben ser de cuatro tiempos, estar refrigeradas por aire o aceite y no pueden superar los 1.800 cc. Suelen incluir óxido nitroso, tener el chasis rebajado y también suelen añadir un turbo. Aquí no hay límites, solo el de la imaginación de los constructores.

En el Campeonato Sultans of Sprint de 2019 se celebran tres carreras. La primera tuvo lugar el 18 y 19 de mayo en Monza (Italia) y aún no han publicado los resultados, la segunda tendrá lugar en Montlhéry (Francia) el 22 y 23 de junio y la última se celebrará en Leonberg (Alemania) del 31 de agosto al 2 de septiembre.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir