Publicidad

Ten Kate Racing vuelve al mundial de Superbike con Loris Baz sobre la Yamaha YZF-R1

Ten Kate Racing vuelve al mundial de Superbike con Loris Baz sobre la Yamaha YZF-R1
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde hace 19 años el equipo Ten Kate Racing ha estado presente con Honda en el Campeonato del Mundo de Superbike. Sin embargo, hace unos cuatro meses el equipo se declaraba en bancarrota después de que la marca nipona decidiese no contar más con ellos.

Tras este anuncio, se rumoreaba que el Ten Kate Racing podría aliarse con Suzuki aunque no estaba claro. Tras varios meses buscando un aliado, el equipo holandés por fin lo ha conseguido. Participará en el mundial con el Yamaha Racing.

De la CBR1000RR Fireblade a la YZF-R1

El Ten Kate Racing ha luchado mucho por seguir en el Campeonato del Mundo de Superbike. Incluso tuvo que vender la superbike con la que compitió Nicky Hayden en su última temporada antes de su fallecimiento. Consiguió una suma de 95.000 euros que daba liquidez al equipo. Pero necesitaban una marca que les apoyase con una moto y un piloto para poder volver a la competición.

El pasado 12 de marzo ya anunció el Ten Kate Racing a través de sus redes sociales que su equipo, diez veces campeones del mundo, volverían al campeonato de Superbike. No anunciaron con quién volverían, simplemente que era un fabricante puntero.

El mensaje que el Ten Kate Racing dejó en sus redes sociales ha sido el siguiente: "Es la hora. Después de un tiempo esperando y especulando, es el momento de anunciar nuestra vuelta al Campeonato del Mundo de Superbike 2019. Estamos orgullosos de anunciar que volveremos en la carrera de Italia (10-12 de mayo) o en la de España (7-9 de junio) con el equipo Yamaha Racing y el piloto Loris Baz".

En 2018 el Ten Kate Racing, que aún participaba con Honda, utilizaba la CBR1000RR Fireblade y la pilotaban Leon Camier y Jake Gagne, que sustituyó en su momento a Stefan Bradl. Ahora, con el Yamaha Racing la montura cambia por una YZF-R1M y también el piloto, que ahora es Loriz Baz.

Yamaha Yzf R1m 2018 014

La Yamaha YZF-R1 tiene 200 CV, pesa 199 kg y está desarrollada con la tecnología de MotoGP. Entre otros elementos tecnológicos, su Unidad de Medición Inercial (IMU) de seis ejes analiza los datos de movimiento del chasis en 3D de forma continuada lo que le proporciona buen control de la tracción, los derrapes, la elevación de la rueda delantera, las frenadas y las salidas. También tiene un sistema de cambio rápido (QSS) que permite cambiar las marchas sin embrague, tanto para reducir como para subir de marcha.

Esta bestia pensada para rodar en el asfalto la pilotará Loriz Baz. Es un piloto francés de 26 años conocido por correr en el Mundial de Superbikes y el Mundial de Motociclismo desde el año 2012. Ha conseguido 14 podios y 2 victorias en Superbike.

Stefan Bradl y Loriz Baz

Una de las características por las que más se conoce a este piloto es por su altura, de 1,92 metros, una gran diferencia si lo comparamos con otros pilotos de la parrilla. Con esa altura seguramente el equipo tendrá que adaptar su moto ya que normalmente estos vehículos de dos ruedas de competición se desarrollan para alturas que oscilan entre el 1,68 m y el 1,74 m de media.

El Ten Kate Racing llega por fin al Campeonato Mundial de Superbike aunque con retraso. Yamaha ya tiene en parrilla cuatro de sus motos a la que se suma esta quinta. De momento ya se han corrido seis carreras en Australia y Tailandia en las que ha dominado con contundencia el piloto español Álvaro Bautista con su Ducati Panigale V4 R.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir