Publicidad

Jules Cuzel y el calvario de la mejor moto de Supersport

Jules Cuzel y el calvario de la mejor moto de Supersport
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya lo decíamos en la previa antes de comenzar el mundial, si nada lo impedía Jules Cluzel tenía muchas papeletas para llevarse el título del Campeonato del Mundo de Supersport 2015. La marcha del coco Michael van der Mark tras su salto a Superbikes y un desdibujado Kenan Sofuoglu dejaban al francés como el piloto favorito.

Pero más allá de sus indudables cualidades, también tiene la suerte de militar en la que (en mi opinión) es posiblemente la mejor moto de toda la parrilla. MV Agusta puso toda la carne en el asador por ofrecer con la F3 675 una moto pura sangre ganadora además de preciosérrima, y vaya si lo hizo. Pero su mayor virtud también está siendo su condena.

MV Agusta y Jules Cluzel: una historia complicada

MV Agusta es una marca históricamente ganadora que vuelve a por los laureles y de hecho lleva las dos pasadas temporadas saboreándolos, pero no es capaz de colgárselos. En la temporada 2013 Roberto Rolfo conseguía volver a subir a una MV Agusta al podio 37 años después y en la primera carrera de la temporada 2014 Jules Cluzel conseguía la primera victoria para la marca italiana en el Campeonato del Mundo de Supersport.

Siguiendo los pasos del "modelo Ducati", una pequeña empresa, casualmente también italiana, con poco volumen de ventas, enfocada a un segmento premium, con modelos muy pasionales, larga tradición en carreras, muchos títulos a sus espaldas y tras un largo periodo de incertidumbre y sequía pone toda la carne en el asador para atacar frontalmente a las grandes marcas y ganar títulos.

Esta historia tan romántica apuntaba maneras, parecía que 2015 sería el año del triunfo para MV Agusta, pero pocas veces David gana a Goliath en el mundo real. El motor tricilíndrico de la MV Agusta F3 675 se aprovecha del aumento de cilindrada permitido para motos con menos de cuatro cilindros y produce una curva de potencia más aprovechable que las puntigudas tetra. Además una parte ciclo de primera fila es capaz de mantener regularmente a la italiana en las posiciones de cabeza desde hace varias temporadas.

La cruz de la moneda está en que como pequeña empresa que es, MV Agusta está atada a un presupuesto de competición, investigación y desarrollo que poco tiene que ver con las millonadas que se gastan las grandes marcas.

Tal y como apuntaba Rubén Xaus en la retransmisión de Teledeporte los motores que se van a usar durante el camponato, por reglamento en Supersport, tienen que estar homologados y precintados. Dichos motores se han visto perjudicados por un defecto de fabricación en las válvulas achacable, según el expiloto, a una reducción de costes.

Jules Cluzel Supersport Mv Agusta 2

La consecuencia está siendo terrible. Cuando el motor sube mucho de vueltas, por decirlo de alguna manera, se autodestruye. Desconozco lo detalles pero posiblemente alguna válvula parta y caiga dentro del motor, destrozando la mecánica interna. Y la moral de Jules Cluzel.

Ayer en Motorland, un circuito muy rápido donde las mecánicas de Supersport se exprimen al máximo durante mucho tiempo, de nuevo mientras Cluzel luchaba con Sofuoglu por la victoria su MV Agusta dijo basta en plena recta de meta. La desesperación el francés me estremeció. Verle caer al suelo de rodillas poseído por la impotencia y la rabia y golpeando el suelo fue una imagen terrible. No quiero ni imaginar lo que sentía dentro del casco.

Hablando de memoria (muy mala por cierto, corregidme si me equivoco), los pilotos de la categoría disponen de ocho motores para toda la temporada. MV Agusta llevaría rotos tres propulsores después de sólo tres carreras. Una situación muy complicada, ya que un cambio extra de propulsor implica salir último en parrilla, pero que va más allá. No es algo con solución, por reglamento.

Aunque Cluzel pueda poner un motor extra, seguirá siendo el mismo motor, debe mantener las especificaciones homologadas, por lo que el problema de válvulas seguirá ahí. Eso, para el piloto, tiene que ser muy duro. Saber desde principio de temporada que te queda todo el año por sufrir el mismo defecto es realmente complicado.

Por el bien de MV Agusta y de Jules Cluzel espero que la mecánica les de un respiro, pero ahora ya se han metido en un fregao considerable. La carrera deportiva de Cluzel puede verse truncada después de 2015 si todo sigue así, pero del mismo modo que hablábamos tras el GP de Catar sobre el casco HJC de Jorge Lorenzo, MV Agusta está perdiendo los domingos las ventas de los lunes.

Fotos | Jules Cluzel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios